Vulvas sanas y autocuidado

#vulvaartTu vulva es bella, única en tamaño, color y forma, y huele a lo que tiene que oler.

Entonces, ¿por qué algunas niñas y mujeres creen que sus vulvas son feas y anormales? ¿Por qué sienten asco?

Tal vez sea por las ideas recibidas de la publicidad, de la pornografía y de los tabúes sociales y culturales heredados.

La publicidad insinúa que nuestra vulva es sucia, que huele mal y que las manchas y los pelos nos afean, que tenemos que vivir la menstruación como si no pasara nada, como si fuésemos lineales y productivas todos los días del año.

Con estas ideas nos manipulan para que compremos un sinfín de artículos de higiene: tampones, compresas, salva slips, jabones, desodorantes, sprays, perfumes, quitamanchas, productos para depilarse, anticonceptivos, antiinflamatorios, etc.

Usan el olor y las manchas para que nos sintamos mal y compremos cosas que no necesitamos.

¿Cuál es la paradoja?

Que esos productos llenos de químicos nos producen irritación, alergias, mal olor e incluso infecciones de leves a graves.

Debes saber que la vagina es más pulcra que la boca y que tiene un sistema que se limpia por dentro. Así es, la boca tiene más bacterias y huele peor que la vagina.

A menos que tengas una infección o alguna enfermedad, tu vagina y tu vulva huelen a naturaleza y son sanas, normales y bonitas, tal y como son.

Vulvas sanas y autocuidado

Entonces, como nuestra vagina es tan limpia, solo necesitamos lavarnos la vulva (entre los labios vaginales y el capuchón del clítoris) con agua. Sin jabón, con cuidado. Sobran el desodorante, el jabón, el perfume y los lavados vaginales.

Lo importante es secarnos muy bien porque la humedad propicia el desarrollo de bacterias. Por eso en verano, es recomendable pasar poco tiempo con el bañador mojado.

Y sí, tenemos flujo vaginal variable y moco cervical durante la ovulación. Eso es normal. Es más, el color, la elasticidad, la fluidez y abundancia de estas excreciones nos informan en qué fase del ciclo estamos.

Al ir al baño, es importante limpiar la vulva de adelante hacia atrás. Es decir de la uretra al ano.

Y si insistes en la limpieza, una alternativa saludable son las vaporizaciones vaginales con salvia, que es un regulador hormonal.

¡Deja que tu vulva respire!

Usa ropa interior cómoda y de fibras naturales como el algodón. Por la noche duerme sin bragas y durante el día intenta estar sin salva slips porque no te dejan transpirar. Mejor usa protectores de algodón ecológico.

Las compresas, tampones y protege slip están hechos de materiales (celulosa y plástico) que irritan nuestra piel y producen bacterias. Es mejor usarlas biodegradables, o de algodón puro. Otra idea es usar bragas de algodón y cambiarse varias veces las bragas en lugar de usar protege slips.

Durante la menstruación, también puedes usar la copa menstrual o practicar el sangrado libre.

Y durante el coito es mejor usar preservativo porque el PH del semen es más alcalino que el de la vagina y, si quedan residuos, puede afectar la microbiota lo que se traduce en hongos, infecciones, etc.

También, ten en cuenta que la alimentación sí influye en el olor corporal.

Las frutas y las verduras, en especial las de hoja verde que contienen clorofila, ayudan a liberar el cuerpo de toxinas.

En cambio, el alcohol y el exceso de sal favorecen lo contrario. Muchos medicamentos, suplementos y la carne roja en exceso también producen mal olor. Así como el exceso de alimentos ricos en azufre: ajo, cebolla, coliflor, repollo.

La vulva pornográfica y la cirugía estética genital

«Vulvas sanas, normales, bonitas» eso buscan en internet las mujeres que dudan de su propia vulva al compararse tal vez con lo que han visto en el cine o en la pelis porno.

La vulva pornográfica se parece a la de una niña que no se ha desarrollado y no tiene ni siquiera vello púbico. Vulvas operadas a las que además de tejidos les han cortado conexiones nerviosas imprescindibles para el placer.

Nota: el vello púbico tiene su función: regula la temperatura, protege a la piel del roce y sirve como barrera protectora.

Ahora, el número de niñas que desean operarse la vulva porque no les gusta la forma, la apariencia y el tamaño de la suya aumenta cada año en todo el mundo.

¿Por qué?

Porque, a edades cada vez más tempranas, niños y niñas se exponen a la pornografía..

Cuando leí que esto estaba pasando, empecé a pintar vulvas con la mirada de mi niña interior que ama y respeta la naturaleza y la vida en todas sus expresiones.

Por eso te propongo una actividad. Mira este corto vídeo: «Tu vulva es bella» y pinta tu vulva. Y si quieres ir más allá, y aún no lo has hecho, toca, explora, siente tu vulva y tu vagina.

Nos urge amarnos mejor a nosotras mismas, aceptar nuestro cuerpo como es, descubrir la belleza de nuestras formas, sentir la potencia de nuestras curvas. Todas las vulvas son bonitas tal y como son.

El autoconocimiento nos acerca a nuestro cuerpo

¿Sabrías dibujar tu aparato sexual completo y colocar cada parte más o menos en su lugar?

 

¿Podrías visualizar su tamaño real en tu cuerpo?

Muchas mujeres no. Es lo más frecuente. Incluso en los libros escolares no aparecen todos los órganos y la mayoría no incluyen el clítoris.

Por esto, una de cada cuatro niñas de quince años no sabe que tiene clítoris, ese órgano, con más de 8000 terminaciones nerviosas, cuya única función es el placer.

Lo que no conoces, lo que no exploras, no existe para ti.

Educar a las niñas para que tengan información completa de cada órgano y su función les permitirá conocerse, quererse y cuidarse mejor.

 

Eres oceánica, eres forestal, eres volcánica… o lo que tú quieras ser.

Acepta y cuida tu vulva, por favor.

¿Qué amiga quieres que lea este artículo y vea este vídeo?

¡Gracias!

Nota: el 28 de mayo se celebra el día de la higiene menstrual

Artículos relacionados

Autoconocimiento: escucha tu cuerpo y tus emociones

Represión y tabú: cómo nos condicionan desde la infancia

Taller: ciclo menstrual y primera menstruación

 

Referencias

Vagina surgery ‘sought by girls as young as nine, 3-jul-17, BBC

N.M. Parga, «Adiós, niña buena», 2018, Amazon

Borja, Mercedes. Sangrado libre, el método para la menstruación sin compresas, copas o tampones, 07-02-20, 20 minutos

Elijo estar en paz, diluir la rabia y el miedo

Podemos diluir la rabia y el miedo, y transformarlos en paz y esperanza. Ante el “divide y vencerás” recuerda que unidos somos más fuertes.

Hace unos días, las noticias que leía y la sensación palpable de falta de libertad alimentaban mi rabia adolescente contra la oscuridad y arbitrariedad de lo que está pasando. La rabia de lo que veía afuera me estaba robando mi paz interior.

Entonces recordé algo importante:

Donde pongo mi atención pongo mi fuerza creadora y mi energía.

Y me pregunté: ¿es el amor lo que me impulsa o es el temor?¿La rabia o el miedo mejoran la situación externa? No. Cuando actúas desde el miedo tus proyecciones se vuelven contra ti.

La rabia y el miedo enferman el cuerpo.

El cuerpo nos da mensajes sobre cómo nuestros pensamientos, sentimientos y emociones nos afectan. Y mi cuerpo se contrajo a la altura del hígado. Así que decidí soltar esa rabia y transmutarla. Decidí enfocarme en lo que me conecta con la vibración alta y ligera del amor, de la alegría, de la paz.

Cómo diluir y transmutar la rabia y el miedo

Es una practica diaria de toma de consciencia y cambio de hábitos. Todo empieza por darte cuenta de tus emociones. ¿Sientes rabia, miedo, preocupación, frustración, ansiedad, estrés?

Me desengancho de las redes sociales y de las noticias

Después de dos meses de confinamiento estricto en Madrid estoy saturada de tanta infodemia (manipulación de datos, noticias erróneas, sesgadas y contradictorias para confundir y anclar al miedo) que favorece los intereses de unos pocos.

Dejo de reaccionar y de “comer cuento”. Confío en mi intuición.

Estoy atenta a mis pensamientos y emociones

Cada vez que un pensamiento negativo cruza mi mente recuerdo que todo está bien, que amo, bendigo, agradezco y libero todo lo que es, todo lo que pasa, y por encima de todo: me amo, me cuido y todo tiene sentido.

Elijo cuidar las ideas con las que alimento mi espíritu y los alimentos con los que nutro mi cuerpo.

El trabajo de iluminar la oscuridad no es hacia fuera sino hacia dentro.

Dedico más tiempo a reírme

Para reírme disfruto de la compañía de mis hijos que son muy divertidos y veo vídeos del club de la comedia, monólogos, memes y mensajes graciosos. Unos pocos minutos son suficientes para dibujar en mi cara una gran sonrisa.

La risa mejora el sistema inmune y aporta muchos beneficios.

La risa:

Diluye el miedo, reduce el estrés y calma el dolor.

Libera endorfinas y serotoninas.

Es una válvula de escape, que convierte el fuego de la ira en alegría.

Mientras ríes te desenganchas del miedo.

El tiempo que ríes dejas de sufrir.

Al reír te llenas de oxígeno y fortaleces tu sistema inmune.

Riendo mejoras tu salud y alargas tu vida.

La risa mejora la memoria, el pensamiento positivo y la capacidad para resolver problemas.

Facilita la digestión y reduce el estreñimiento.

¡Reír es gratis y libre de efectos secundarios!

El camino de la felicidad empieza con una sonrisa 😊

Ahora es el momento de comprender más para temer menos. —Marie Curie.

Conecto con la coherencia de mi paz interior

Para conectar con mi paz presto atención —durante todo el día— a mi respiración, que se hace cada vez más lenta, consciente y profunda.

También dedico un rato a mirar el cielo y a cuidar mis plantas, lo que me conecta con la naturaleza y su serenidad. Además, me regalo una hora para meditar en silencio, practicar reiki y qi qung. A ratos, bailo. Y desde que nos han dado permiso de salir un rato, voy a caminar bajo los árboles por la mañana.

Con toda la familia en casa, cocino mucho, invento nuevas recetas y lo hago con todo mi amor y atención plena en los olores, colores, texturas, sabores. Y cuando me canso pido reemplazo.

Elijo estar en paz

Elijo estar en paz, sentir amor y desear que el amor nos despierte a todos.

La paz interior es equilibrio y estabilidad en la unidad. Es calma y tranquilidad en cualquier circunstancia. Es silencio en medio del bullicio. Es sosiego en estado de alarma.

Tu paz interior es muy importante. Cuando conectas con ella nadie puede engañarte. La verdad salta a la vista, y la mentira cae. En medio del ruido del mundo, ten el valor de escucharla. Ten el valor de escucharte.

En tu paz interior reside tu fuerza, es la fuente creadora de vida, es la luz que en las tinieblas te guía. Es el verde esperanza de tu corazón radiante.

Tu paz interior es un viaje profundo. El camino es tuyo, a tu manera. Ella te espera. De paso aprendes a soltar el miedo.

Y si el revoloteo mental te inquieta, recuerda:
Todo lo que necesitas para trascender ya lo tienes dentro.

Así de maravillosos hemos sido creados. Así de afortunados. Así de amados.

Elijo respirar profundo y tener paciencia mientras el cambio lento y seguro avanza hacia una consciencia más elevada.

Elijo agradecer todo lo que está sucediendo, me guste o no. Las crisis y las adversidades son necesarias para nuestra evolución.

Elijo confiar, escuchar mi intuición, ponerme como hoja en blanco para que la vida me sorprenda. La vida es conexión, disfrute, placer.

Elijo disolver lo que me definía, liberarme de las cárceles mentales, de creencias limitantes y viejas restricciones. Dejo ir todo lo que ya no me sirve. Me limpio por dentro. Me abro a las nuevas posibilidades, experiencias y cambios.

Elijo conectarme con la naturaleza, inspirarme en ella, crear y fluir mientras escribo, pinto, cocino, etc. Las semillas están plantadas, algunas han germinado ya.

Tengo esperanza. La esperanza es en sí misma una especie de felicidad.

Elijo estar en paz.

¿Y tú? ¿Qué eliges? ¿Qué te da paz? Te leo en los comentarios ¡Gracias!