La compasión y su poder transformador

Activando pineal, timo y ADN con compasión. Dibujo a lápiz: N.M. Parga

¿Quieres cambiar esta situación con la que no estás de acuerdo?

¿Quieres aliviar tu incomodidad y malestar?

¿Quieres transformar este mundo y no sabes por dónde empezar?

Empieza por ti.

Empieza por conectar con el amor en todas sus expresiones.

Empieza por sentir la compasión y su poder transformador.

La compasión es el amor supremo que responde a la vida con el corazón y produce bienestar.

Es un viaje de ida individual con vuelta en equipo. Es recuperar y sacar a flote a quien se ahoga en el malestar.

Es reconocer, con profundo respeto, la dignidad y la abundancia en ti y en los demás.

La compasión es la percepción y comprensión del sufrimiento del otro y el deseo de aliviar que impulsa a reducir o eliminar por completo tal aflicción.

Es un error creer que la compasión es sinónimo de menosprecio y lástima.

Las personas compasivas atraen, saben escuchar, dan confianza y seguridad.

¿Practicas la compasión?

 

Actúas con compasión cuando:

Escuchas con el corazón y sin juzgar.

Respetas la experiencia y la opinión de otra persona aunque no estés de acuerdo.

Sonríes entre lágrimas de empatía y resonancia.

Acompañas con atención plena.

Acoges el dolor propio y ajeno dando un abrazo, una sonrisa, una mano de apoyo.

Reconoces la capacidad que tenemos para superar cualquier dificultad.

Visualizas al que sufre en paz, sonriendo, conectado con su amor interior.

Escuchas los mensajes de tu cuerpo, te cuidas y cuidas.

 

Que nadie se acerque jamás a ti sin que al irse se sienta un poco mejor y más feliz. —Teresa de Calcuta.

 

Empieza por ti. ¿Qué es la autocompasión?

Es tratarte a ti mismo/a con cariño y bondad ante situaciones dolorosas. Es comprender que los llamados fallos e incompetencias personales son parte del proceso vital que te da información. Es reconocer que nuestra experiencia es parte de la experiencia de toda la humanidad. Es observar con consciencia las emociones sin juzgarlas, reprimirlas o exagerarlas. Es dejar la crítica y la queja. Es liberarse de la culpa.

Es cuidarte y regalarte momentos de calma, placer y alegría cada día sintiendo que te los mereces, y agradeciendo que tienes la energía para disfrutarlos. Es volver al cuerpo y calmar la mente.

Es darte cuenta de que aunque a ratos te sientas víctima, no lo eres y que puedes salir del círculo vicioso del drama.

La razón por la cual alguien aprieta tus gatillos es porque está siendo espejo de la rabia, el odio, la frustración que hay en ti. Te muestra lo que no te has perdonado. La toma de consciencia es poderosa. Acéptalo y perdónate. Ya es hora.

Y ahora, para practicar la compasión, te propongo abajo varios ejercicios inspirados en una charla de Kryon.

 

Empieza el día con una intención compasiva

Al despertar, imagina tu día lleno de soluciones y benevolencia. Crea una burbuja alrededor tuyo y decreta: «este es un día benevolente porque así lo estoy creando». Voy a solucionar y manejar con compasión todo aquello que suceda. Yo creo benevolencia (comprensión, bondad, respeto) en mi vida.

La mayoría de la gente ignora el poder de la intención y de las ondas luminosas del amor. Ignoran que la luz avanza en la oscuridad. —Kryon.

 

Practica la acción compasiva

Aquellas personas que te ponen de los nervios, aquellos que te critican, aquellos que no soportas y tienes que aguantar en tu trabajo, casa o lugar de estudio. Aquella amiga que se queja todo el tiempo y repite la misma historia una y otra vez. Ese familiar que te increpa por tus creencias, esa que se burla de ti, ese que no quieres ver ni en pintura.

Todas estas personas son maestros que te dan la oportunidad de practicar la acción compasiva.

¿Cómo?

Paso 1:

Escucha con amor y respeto, sin reaccionar, sin quejarte, sin juzgar, sin caer en la controversia, sin defenderte, sin enfadarte, sin enmudecerte, sin salir corriendo.

Paso 2:

Relájate. Desconecta los gatillos que te hacen enfadar. Reescribe en tu mente el diálogo que tendrías con esas personas si lo hicieras desde el amor. Visualiza la divinidad en ellos que no entiende lo divinos que son.

Visualízate como un catalizador que practica y se mantiene intacto sin importar lo que te digan, lo que hagan, sin importar la irritación que haya.

Si te entrenas, comprobarás que su comportamiento cambia ya que no obtienen la reacción que esperaban de ti. Entonces, se retiran. Y tal vez, más tarde te preguntarán qué ha cambiado en ti. Tú les dirás: mamá, papá, hermano, he vuelto a amarte. ¿Qué crees que van a responder? —Kryon.

Paso 3:

Perdona la traición, a los que te han herido, un dolor que no quieres recordar. Visualiza a esa persona y mírala a los ojos, aunque ya haya muerto. Mírala con tu mente y tu corazón y dile: “te amo, te perdono, te bendigo”.

No puedes revertir lo que pasó. Sí puedes cambiar lo que sientes ahora y tu reacción ante lo que pasó. Encuentras tu sabiduría cada vez que sanas una herida dolorosa.

Paso 4:

Recuerda a ese político que te cae fatal, ese que te hace apagar la tele y cerrar el periódico, ese que despierta tu rabia. Imagina una burbuja de luz y de amor alrededor de esa persona.

¿Eres capaz?

Lo necesitamos. Juntos podemos enviar amor y visualizar esa burbuja de luz que envuelve a los líderes del planeta para que actúen con integridad. Empieza por ti, por tus familiares y compañeros de trabajo.

Se trata de equilibrar la balanza y dejar de echarle leña al fuego.

Y si eres de las personas que dicen: “en mi vida todo es genial, me llevo fenomenal con todo el mundo”, podrías enviar amor a esas personas que no piensan ni sienten como tú. A esas personas que se creen víctimas sin serlo.

¿Eres compasivo/a con otros y contigo?

¿Has vivido los milagros de la acción compasiva en tu vida?

 

Y si aún no lo has leído, te regalo el capítulo sobre el poder de la compasión que aparece en la tercera parte de mi libro «El gozo de existir».

Quiero recibir el capítulo "la compasión"



 

Lo recibirás en las próximas 36 horas. Por favor, mira tus carpetas de entrada por si se ha colado en spam o en promociones.

¡Gracias!

 

Referencias:

Kryon Channeling, «Heavy lifting», Youtube, 26-mar-2018, 1h28 min, del minuto 31 al 52.

Ciclo menstrual: el superpoder de conocer las fases y las hormonas

Fases del ciclo menstrual. Ilustración: N.M. Parga

Conocer las fases de tu ciclo menstrual es un superpoder.

Puedes entender lo que te pasa, organizarte para ser más creativa, más productiva y para estar más tranquila.

El poder de tu ciclo tiene que ver con tu conocimiento de cómo cuidarte. Es tu capacidad para moverte con las fuerzas de la vida, de la muerte y de la renovación. Es conectar con tu sabiduría.

Cuando conoces tu ciclo, te conoces mejor y la vida fluye de una estación a otra.

Así como cada mujer es única, cada ciclo menstrual es único. Por eso es tan importante prestar atención a nuestro ciclo, a nuestro cuerpo y llevar un registro o un diario.

Somos cambiantes. No menstruamos igual a los quince, a los veinte ni a los cuarenta. Además, el ciclo se modifica con las emociones, la alimentación y el entorno.

Durante el ciclo menstrual hay cambios en el cuerpo: útero, ovarios, pechos. Estos cambios los producen las hormonas sexuales femeninas que preparan el cuerpo para un posible embarazo.

Nota: si tomas anticonceptivos no estás ovulando y te desconectas del ciclo natural de tu cuerpo. Además, la intervención química tiene efectos adversos.

El baile hormonal

Nuestro cuerpo es una fiesta en la que bailan las hormonas y cuando aparece el primer río rojo comenzamos a sentirnos como varias mujeres en una. No estamos locas. Somos cíclicas y multifacéticas.

Las hormonas son sustancias químicas mensajeras del cuerpo que le indican, por ejemplo, cuando puede crecer, activar o desactivar funciones corporales, también influyen en nuestro estado de ánimo. Se producen en las glándulas, centros de energía que condensan agua.

La hipófisis o glándula pituitaria regula el ciclo menstrual y segrega la FSH y la LH. El ovario segrega los estrógenos y la progesterona.

FSH (hormona folículo estimulante)

Se segrega al comienzo del ciclo. Estimula al ovario para que genere folículos que son los que guardan óvulos en distintos estados de maduración. Estimula la producción de ovocitos, de estradiol y de estrógeno.

Esta hormona influye en los procesos para nutrir una idea.

LH (hormona luteinizante)

Selecciona el óvulo más maduro y lo hace salir del ovario. Está alta en la ovulación.

Es la hormona de la valentía. Influye en los procesos de sacar y compartir una idea, o proyecto que está maduro.

Estrógenos

Segregados por el ovario, participan en el desarrollo sexual de la mujer y regulan el ciclo. Contribuyen a la producción de moco cervical (abundante, acuoso y elástico) durante la ovulación y también engordan el endometrio. Suelen estar altos en la etapa fértil y en la premenstrual. Con los estrógenos, se activan las feromonas (que nos hacen más atractivas y libidinosas).

Es la hormona de la esperanza, la creatividad y la belleza de la vida. Influye en los procesos de nutrición y fortalecimiento, que requieren constancia: estudiar, cuidar un bebé, hacer ejercicio. 

Progesterona

Segregada por el ovario después de la ovulación. Su función es incrementar el grosor endometrial para que el embrión pueda implantarse y dé lugar a un embarazo. Está alta después de la ovulación. Es la reina de la fase lútea. Relaja e inflama.

Es la hormona que cuida lo creado. Acoge a la niña interior. Calma. Da una visión profunda, ve la verdad. Conecta con la Tierra. Nos vuelve sensibles al dolor de la naturaleza. Saca el enojo de lo que ve. Está relacionada con los procesos de cierre: termino una relación.

 

Ahora que sabes un poco más sobre estas hormonas, deja que se hagan voz y pide lo que necesitas. Escucha sus mensajes en tu cuerpo.

 

Fases del ciclo menstrual

El ciclo menstrual es el tiempo que pasa entre el primer día de la menstruación

hasta el día antes de la siguiente. Aunque la duración media del ciclo es de 28 días, puede oscilar entre 22 y 35 días.

La fase folicular dura entre 7 a 21 días y comprende la menstruación y la preovulación.

La fase lútea dura entre 10 a 16 días y comprende la ovulación y la premenstrual, según la doctora Enriqueta Barranco Castillo.

Fase menstrual

El ciclo comienza con el sangrado que es producto de la expulsión de un tercio del endometrio. Los otros dos tercios son reabsorbidos por el cuerpo. El endometrio es el revestimiento interno del útero y se renueva todos los meses con el fin de albergar un embarazo.

La duración habitual del sangrado es de 3 a 7 días. Si el sangrado es intenso y dura más de 7 días se considera menorragia. En cambio, la ausencia de sangrado durante más de 90 días se considera amenorrea.

¿Te has tocado tu cérvix con los dedos? En esta fase, el cuello del útero está más duro, oscuro y salido hacia la vagina. Es como la punta de la nariz.

En esta fase solemos estar más conectadas hacia dentro, más reflexivas e intuitivas. Necesitamos parar, descansar y cuidarnos. Es un buen momento para visualizar lo que queremos.

 🧡 Esta fase se relaciona con los arquetipos de: la bruja o anciana, la osa, la luna nueva y el invierno.

Mito 1: el dolor menstrual es normal. El dolor menstrual es habitual pero no es normal. Menstruar puede doler por distintas causas, problemas ginecológicos, hormonales, emocionales, estrés, etc.

 

Cuando nos damos el espacio y nos cuidamos, el sangrado dura menos y la menstruación a penas molesta.

Si hay dolor vaginal, este disminuye al recuperar la movilidad amplia del ano y la vagina. Para ello, la fisioterapeuta del suelo pélvico Marta Torrón recomienda: «contrae los músculos de tu perineo, suelta y puja durante varios minutos. Es mejor si además de sentir te miras tu vulva con un espejo para que aprecies la diferencia en cada movimiento».

¿Sientes dolor?

✨ Disminuye la inflamación con tu alimentación. Los vegetales como: brócoli, coliflor, espárragos, hinojo, kale, espinacas y coles de Bruselas, contienen sustancias que ayudan a asimilar y a eliminar el exceso de estrógenos a través del hígado.
✨ El plástico es una de las mayores fuentes de estrógenos ambientales. Intenta reducirlo al máximo y apostar por el cristal.
✨ Además del plástico, en nuestro día a día contamos con sustancias como los parabenos que pueden imitar al estrógeno y se ha demostrado que son disruptores hormonales. Revisa el champú, acondicionador, gel de ducha, cosméticos, etc…
✨ Bebe infusiones para reducir la hinchazón: canela, jengibre, cúrcuma y manzanilla. Para disminuir el dolor: hibisco, caléndula, escaramujo, frutos rojos. Aquilea o milenrama. Cedrón: relajante, ansiolítico, analgésico, desinflamatorio.

✨ Los orgasmos, al mover los tejidos del útero y la vagina, también disminuyen el dolor.

 

Fase folicular o preovulatoria

En ella se produce el crecimiento de los folículos ováricos. Cada mujer nace con una reserva ovárica de unos 500.000 folículos. Y esta información ya está contenida y es heredada de los ovarios de la abuela. De todos los folículos que se desarrollan en un ciclo menstrual, gracias a la FSH, solo uno de ellos madura completamente (folículo de Graaf).

Durante esta fase, de duración variable, la temperatura baja unas décimas. El flujo vaginal puede ser blanco y espeso, aunque hay días secos.

Cuando preovulamos solemos tener más energía, fuerza y concentración. Nos apetece salir y hacer más actividad física. Es un buen momento para crear, estudiar y cambiar hábitos.

🧡 Esta fase se relaciona con los arquetipos de: la doncella, la pantera, la luna creciente y la primavera.

Mito 2: Aunque solemos decir: «se me adelantó o atrasó la menstruación», lo que realmente ocurre es que se adelanta o atrasa la ovulación. Y por eso, la fase preovulatoria es la más variable. Esto puede suceder por estrés, por cambios en la alimentación, por pérdida brusca de peso o por actividad física demasiado intensa.

Fase ovulatoria

Los niveles de estrógenos continúan incrementándose y el óvulo más maduro sale del ovario, se desplaza por las trompas de Falopio hasta llegar al útero. Lo habitual es que el óvulo sobreviva hasta 24 horas fuera del ovario. Si en este tiempo entra en contacto con un espermatozoide, puede ser fecundado y producirse un embarazo.

¿Cómo saber si estás ovulando?

* La ovulación ocurre alrededor del día 14 del ciclo. Es decir, si tienes un ciclo de 23 días, estás ovulando alrededor del día 9 del ciclo.

* Tu temperatura se eleva de 3 a 5 décimas.

* El cuello del útero se encuentra más profundo, abierto, claro y blando.

* Durante el período fértil, la mujer segrega moco cervical que es transparente y elástico, parecido a la clara de huevo.

* Podemos sentir molestias en el ovario que está ovulando y sensibilidad de los senos.

Solemos estar más sociables, radiantes, comunicativas. Puede que tengamos más libido y sueños vívidos. Es un buen momento para ordenar, trabajar en equipo, conseguir y atraer lo que queremos.

🧡 Esta fase se relaciona con los arquetipos de la madre, la loba, la luna llena y el verano.

Mito 3: los ovarios se alternan y ovulamos una vez al mes. Podemos ovular más veces por un ovario que por otro. No se alternan siempre: una vez el derecho y a la siguiente el izquierdo. En el caso de dos ovulaciones en un ciclo, la segunda sucede en un plazo de 36 horas después de la primera.

 

Fase premenstrual o lútea

Sucede después de la ovulación hasta que vuelve el sangrado menstrual. Cuando no hay fecundación, el folículo se contrae dentro del ovario y los niveles de estrógenos y progesterona empiezan a reducirse.

Esto hace que el endometrio sea eliminado dando lugar a la menstruación. El cuerpo lúteo se mantiene entre 12 a 14 días.

En esta fase el flujo vaginal puede presentar grumos. También puede haber días secos.

Solemos estar más orientadas hacia dentro. Más creativas, espirituales y conectadas con la intuición. Necesitamos un tiempo a solas. Y si no nos cuidamos, explotamos. Es un buen momento para evaluar, limpiar y soltar.

🧡 Esta fase se relaciona con los arquetipos de la maga o chamana, la lechuza, la luna menguante y el otoño.

 

Síndrome premenstrual

Se da cuando los estrógenos siguen altos en la segunda fase del ciclo y hay menos progestágenos de lo normal, debido a los disruptores endocrinos que funcionan como hormonas (agua embotellada, cosmética con parabenos, embalajes plásticos, textiles, detergentes, pesticidas, productos de limpieza, los recibos de caja térmicos).

Hay una relación entre la producción de estrógenos y el aumento de insulina. La necesidad de comer dulce se relaciona con la resistencia a la insulina. Toca romper el círculo vicioso (hiperglucemia-hipoglucemia) con alimentos de bajo índice glucémico, saciantes y con fibra. Por ejemplo, un trozo de chocolate negro al 85% con nueces, afirma la ginecóloga Miriam Al Adib.

En esta fase y durante la menstruación, la mujer puede sentir cambios bruscos de humor, pechos sensibles e hinchados, hinchazón del abdomen, retención de líquidos, acné, cansancio. Además, aunque no a todas les pasa: cólicos, náuseas, dolor de cabeza, de abdomen, de espalda, tensión en la vulva. Antojos, menor concentración.

Como te decía antes, estas son las características principales de cada fase del ciclo y son una guía. Cada mujer es distinta, por ejemplo, algunas sienten mayor libido durante la ovulación y otras, durante la menstruación.

Lo importante es que te conozcas, te escuches y te cuides a ti misma.

Menstruar significa que estamos saludables y vivas.

Celebremos cada mes la fiesta del río rojo. ¡Brindemos por la vida!

Artículos relacionados

Vulvas sanas y autocuidado

Taller: ciclo menstrual y primera menstruación online

 

Referencias

Sobre disruptores endocrinos, Medina, Miguel Ángel, «La recomendación de que los niños no coman atún llega 20 años tarde», El País, 19-nov-19

Emprendimiento y crisis: 10 claves emprendedoras

Emprender es un acto de valentía. Es tener ganas de crear algo distinto, de ser libre para organizar tu tiempo y tus prioridades según tus talentos, corazonadas y pasiones.

Emprender es un acto de paciencia y de constancia hasta lograr ver los frutos de tu trabajo. Es atreverte a plantar semillas en terrenos distintos aún sabiendo que no todas germinarán, y que incluso después de haber reverdecido, algunas plantas morirán.

Emprender durante la crisis es un reto mayor. Las crisis implican cambio y oportunidades para todas las personas. Las crisis son una fuente de innovación. El cambio es constante, y las oportunidades no se pierden, se trasladan. En cuanto a la inspiración, ella no desaparece, busca otro canal receptor abierto.

 

Emprendimiento y crisis: 10 claves emprendedoras

Con motivo del XXI encuentro de emprendedoras y empresarias de la Fundación Mujeres, respondo a las preguntas del panel del que formo parte.

¿Qué efectos ha tenido la pandemia en vuestros negocios?

El virus me ha obligado a parar, a cancelar mis planes y a hacerme nuevas preguntas sobre la vida, sobre el entorno y sobre el propósito de mi emprendimiento.

La pandemia ha sido una parada en seco o el cierre definitivo para muchos negocios. Incluso con las ayudas para autónomos, aprobadas por el gobierno y financiadas con los impuestos que pagamos entre todos en España.

Ante la incertidumbre y la prohibición de salir o de tener contacto social la mayoría de mis actividades se quedaron en pausa o relegadas a un segundo plano para poder conciliar.

¿Qué tipo de medidas habéis tenido que afrontar durante el estado de alarma?

Durante el estado de alarma, tuve que adaptarme a convivir con mis hijos y mi marido en casa las veinticuatro horas del día. Todos necesitábamos un ordenador y conexión internet para poder realizar nuestro trabajo, clases o encuentros online y entrega de deberes. Teníamos tres para cuatro personas, así que gestionamos los recursos, horarios y espacios en casa lo mejor que pudimos.

Todos necesitábamos comer y dediqué muchas horas de mi tiempo a hacer el mercado y a cocinar para mi familia.

¿Habéis integrado la innovación para hacer frente a este nuevo escenario? y, si es así, ¿de qué forma estáis innovando y con qué objeto?

Del presencial al online

En mi caso, realicé el último taller presencial sobre ciclo menstrual para niñas el 7 de marzo. El taller Siente y vibra estaba programado para finales de marzo, y como se habían apuntado varias personas, lo hicimos online.

También pienso ofrecer más talleres online y la venta de libros y cuadros a través de la web. Así puedo llegar a más personas en otras ciudades con mayor flexibilidad horaria.

Sin embargo, seguiré organizando encuentros y participando en eventos presenciales. Me gusta el contacto humano y la interacción social de cara a cara.

¿Ha implicado la innovación cambios en la gestión empresarial: nuevas formas de gestión, integración de las TIC como herramienta esencial de alguno de los procesos?

Sí, te das cuenta de la importancia de automatizar algunos procesos como los formularios online, las respuestas a suscripciones o la publicación de contenidos. Así como compartir en la nube (Dropbox o similares) las facturas y recibos con la asesoría contable.

Depende del tipo de negocio y del volumen de ventas e interacciones que tengas. En general, es importante invertir en marketing digital, en análisis de datos y en ciberseguridad.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es facilitar diversas formas de pago: efectivo, transferencia, PayPal, Bizum, etc.

Así como diversificar los canales para llegar al cliente y atender pedidos, reservas o citas: internet, teléfono, Whatsapp, redes sociales, Airbnb.

Durante el confinamiento, hemos visto la importancia de internet, del servicio a domicilio y los servicios de venta online.

Además, los negocios que se han beneficiado con esta crisis son: los supermercados, las farmacias, las plataformas de streaming (Netflix, HBO, Amazon, porno, etc.), las plataformas de vídeo conferencias, las mensajerías, las empresas de servicio a domicilio, comida a domicilio, medicina online, bufetes de abogados, caza herencias, asesorías legales, funerarias, empresas de limpieza y desinfección, descargas de aplicaciones móviles, y videojuegos.

¿Sabías que si un anciano fallece, sin dejar testamento, el estado se queda con sus bienes si no aparecen familiares que reclamen la herencia?

¿Habéis ido más allá, hacia la reinvención de vuestra idea, vuestro segmento de mercado, vuestra forma de producir o vender?

En mi caso he aprovechado la oportunidad de tener un par de artículos de nmparga.com en la primera página de Google para ganar nuevos suscriptores. También he creado un taller de escritura terapéutica online y me he atrevido a hacer vídeos para promocionar los talleres que ofrezco y mi novela «Adiós, niña buena».

El virus me ha confirmado la importancia de trabajar por y con la naturaleza, la infancia y la sexualidad. Algo que hago desde hace años con respeto, responsabilidad y libertad.

También actualizamos la app KidCrono en iTunes. KidCrono es una iniciativa por un uso más sano de la tecnología en casa y una aplicación-temporizador de juegos desengancha peques que diseñamos con mi marido para nuestros hijos cuando estaban más pequeños y pasaban más tiempo del deseado frente a las pantallas. KidCrono ayuda a niños y niñas entre 4 y 11 años a respetar el tiempo de juego digital acordado previamente con los padres y madres.

¿La pandemia os ha permitido repensar la empresa y generar nuevas oportunidades a futuro?

El confinamiento obligatorio me ha hecho ver y pensar en temas a los que antes no prestaba atención como la vulneración diaria de los derechos humanos a escala global. Aunque también percibo un viento de cambio.

Con los niños en casa y con mi cerebro reiniciándose, he dedicado poco tiempo a repensar mi negocio a fondo, aunque sí he tomado algunas notas sobre acciones que me gustaría implementar.

Y he aprovechado para ver las ponencias de varios congresos virtuales, uno de ellos sobre emprendimiento y visibilidad en femenino.

¿Qué claves les darías a las emprendedoras que están en fase de creación en momentos como los actuales?

Lo primero es definir qué es lo que te apasiona, qué quieres aportar, a quién y cómo.  Visualízate en el futuro, ¿qué haces?, ¿qué sientes?, ¿qué te rodea?, ¿qué oportunidades te ofrecen los cambios actuales? Recuerda que el problema de una persona es la oportunidad de negocio de otra.

Después, busca asesoría de una asociación o fundación que ayude a mujeres emprendedoras para que te orienten, para hacer el plan de negocio, cursos, talleres, eventos y networking.

Ten un entorno poderoso: rodéate de personas positivas que te inspiren, que te ayuden a ver lo mejor de ti y las posibilidades de tu emprendimiento. Reúnete con emprendedoras y mentoras. Esto te nutrirá en los momentos difíciles.

Toma decisiones pensando en todo lo que puedes aprender y ganar. Toma decisiones de simples y pequeñas a más complejas e importantes. Siempre es mejor equivocarse a no hacer nada. Cuando cometes un error agrandas tu zona de confort, aprendes y evolucionas.

Puedes ir paso a paso, prueba, error, ajuste, mientras creas una cartera de clientes y obtienes beneficios iniciales. Por ejemplo, ¿podrías ofrecer tus productos/servicios a domicilio para ahorrarte el coste del alquiler de un local? ¿Piensas implementar la venta online?

¿Y al resto de emprendedoras ya constituidas?

Ordena tus prioridades: tú eres siempre la primera. Date tu tiempo (crea una rutina mañanera). Di no a las personas que te quitan la energía, a lo que te hace sentir mal. Di sí a ser feliz, a hacer lo que te gusta, a lo que te hace sentir bien. ¿Qué es lo que más te importa?, ¿qué te hace sentir viva? El tiempo es muy valioso. ¿En qué estás invirtiendo tu tiempo?

Diversifica e innova: ¿Cuáles son tus objetivos?, piensa en las formas de pago; en los canales de distribución, de promoción y de ventas; en los productos y/o servicios más rentables; en los gastos que puedes suprimir.

Recuerda que poner todos los huevos en una sola cesta puede ser arriesgado.

Para planificar has de saber dónde estás: ten en cuenta las métricas importantes (facturación, inversiones, gastos) y las analíticas (descargas, visitas al blog, número de seguidores). Di adiós a las excusas y a las distracciones (ya sé, es difícil con los niños en casa).

Valora tu trabajo y tu negocio: ¿qué aportas?, ¿qué problema solucionas?, ¿a quién le haces la vida más fácil, amena o dulce?, ¿te sientes feliz o satisfecha con lo que haces? Da pasos intermedios para celebrar logros. Date un capricho, celebra, prémiate, solo compárate contigo misma.

Muéstrate: la gente compra por la energía que desprenden las personas. Si nadie te conoce, ¿cómo vendes tus servicios? Tú eres tu mejor escaparate. Los clientes buscan conectar. Atrévete a brillar.

Durante el confinamiento nos ha tocado mostrarnos más a través de la pantalla, queramos o no. Abajo comparto una charla muy amena con Mónica Galán que nos da tres ideas para traspasar la pantalla.

 

Nota:

Verifica si el ayuntamiento de la ciudad/población donde vives ha tomado medidas para impulsar el emprendimiento y el teletrabajo. En España se ha creado el Programa SOS empresa y Madrid Emprende ha ampliado el plazo de estancia en su red de viveros, ha implementado una ventanilla única online para emprendedores y ha creado el programa de formación online Emprende Express (Aula Emprende).

 

Espero que estas claves hayan sido útiles y valiosas.

Te agradezco que compartas este artículo y que me dejes un comentario. 👇👇👇

😊

 

Referencias

Fundación Mujeres, XXI Encuentro de empresarias y emprendedoras. COVID y emprendimiento: nuevos escenarios, nuevas oportunidades.

Gonzalez, Marisa, creadora de la comunidad y del congreso virtual para emprendedoras Visibilidad en Femenino.

Igartiguro, Anne, Cómo traspasar la pantalla, charla con Mónica Galán, Youtube, (1 hora), 1-05-20

Malvesí, Lara. Conciliar, misión imposible: las madres alzan la voz en tiempos de COVID. elperdiodico.com 20-05-20

La crisis del coronavirus dispara el negocio de los cazaherencias. Antena 3 noticias. Youtube, 1:09 min. 20-jul-20

Vulvas sanas y autocuidado

#vulvaartTu vulva es bella, única en tamaño, color y forma, y huele a lo que tiene que oler.

Entonces, ¿por qué algunas niñas y mujeres creen que sus vulvas son feas y anormales? ¿Por qué sienten asco?

Tal vez sea por las ideas recibidas de la publicidad, de la pornografía y de los tabúes sociales y culturales heredados.

La publicidad insinúa que nuestra vulva es sucia, que huele mal y que las manchas y los pelos nos afean, que tenemos que vivir la menstruación como si no pasara nada, como si fuésemos lineales y productivas todos los días del año.

Con estas ideas nos manipulan para que compremos un sinfín de artículos de higiene: tampones, compresas, salva slips, jabones, desodorantes, sprays, perfumes, quitamanchas, productos para depilarse, anticonceptivos, antiinflamatorios, etc.

Usan el olor y las manchas para que nos sintamos mal y compremos cosas que no necesitamos.

¿Cuál es la paradoja?

Que esos productos llenos de químicos nos producen irritación, alergias, mal olor e incluso infecciones de leves a graves.

Debes saber que la vagina es más pulcra que la boca y que tiene un sistema que se limpia por dentro. Así es, la boca tiene más bacterias y huele peor que la vagina.

A menos que tengas una infección o alguna enfermedad, tu vagina y tu vulva huelen a naturaleza y son sanas, normales y bonitas, tal y como son.

Vulvas sanas y autocuidado

Entonces, como nuestra vagina es tan limpia, solo necesitamos lavarnos la vulva (entre los labios vaginales y el capuchón del clítoris) con agua. Sin jabón, con cuidado. Sobran el desodorante, el jabón, el perfume y los lavados vaginales.

Lo importante es secarnos muy bien porque la humedad propicia el desarrollo de bacterias. Por eso en verano, es recomendable pasar poco tiempo con el bañador mojado.

Y sí, tenemos flujo vaginal variable y moco cervical durante la ovulación. Eso es normal. Es más, el color, la elasticidad, la fluidez y abundancia de estas excreciones nos informan en qué fase del ciclo estamos.

Al ir al baño, es importante limpiar la vulva de adelante hacia atrás. Es decir de la uretra al ano.

Y si insistes en la limpieza, una alternativa saludable son las vaporizaciones vaginales con salvia, que es un regulador hormonal.

¡Deja que tu vulva respire!

Usa ropa interior cómoda y de fibras naturales como el algodón. Por la noche duerme sin bragas y durante el día intenta estar sin salva slips porque no te dejan transpirar. Mejor usa protectores de algodón ecológico.

Las compresas, tampones y protege slip están hechos de materiales (celulosa y plástico) que irritan nuestra piel y producen bacterias. Es mejor usarlas biodegradables, o de algodón puro. Otra idea es usar bragas de algodón y cambiarse varias veces las bragas en lugar de usar protege slips.

Durante la menstruación, también puedes usar la copa menstrual o practicar el sangrado libre.

Y durante el coito es mejor usar preservativo porque el PH del semen es más alcalino que el de la vagina y, si quedan residuos, puede afectar la microbiota lo que se traduce en hongos, infecciones, etc.

También, ten en cuenta que la alimentación sí influye en el olor corporal.

Las frutas y las verduras, en especial las de hoja verde que contienen clorofila, ayudan a liberar el cuerpo de toxinas.

En cambio, el alcohol y el exceso de sal favorecen lo contrario. Muchos medicamentos, suplementos y la carne roja en exceso también producen mal olor. Así como el exceso de alimentos ricos en azufre: ajo, cebolla, coliflor, repollo.

La vulva pornográfica y la cirugía estética genital

«Vulvas sanas, normales, bonitas» eso buscan en internet las mujeres que dudan de su propia vulva al compararse tal vez con lo que han visto en el cine o en la pelis porno.

La vulva pornográfica se parece a la de una niña que no se ha desarrollado y no tiene ni siquiera vello púbico. Vulvas operadas a las que además de tejidos les han cortado conexiones nerviosas imprescindibles para el placer.

Nota: el vello púbico tiene su función: regula la temperatura, protege a la piel del roce y sirve como barrera protectora.

Ahora, el número de niñas que desean operarse la vulva porque no les gusta la forma, la apariencia y el tamaño de la suya aumenta cada año en todo el mundo.

¿Por qué?

Porque, a edades cada vez más tempranas, niños y niñas se exponen a la pornografía..

Cuando leí que esto estaba pasando, empecé a pintar vulvas con la mirada de mi niña interior que ama y respeta la naturaleza y la vida en todas sus expresiones.

Por eso te propongo una actividad. Mira este corto vídeo: «Tu vulva es bella» y pinta tu vulva. Y si quieres ir más allá, y aún no lo has hecho, toca, explora, siente tu vulva y tu vagina.

Nos urge amarnos mejor a nosotras mismas, aceptar nuestro cuerpo como es, descubrir la belleza de nuestras formas, sentir la potencia de nuestras curvas. Todas las vulvas son bonitas tal y como son.

El autoconocimiento nos acerca a nuestro cuerpo

¿Sabrías dibujar tu aparato sexual completo y colocar cada parte más o menos en su lugar?

 

¿Podrías visualizar su tamaño real en tu cuerpo?

Muchas mujeres no. Es lo más frecuente. Incluso en los libros escolares no aparecen todos los órganos y la mayoría no incluyen el clítoris.

Por esto, una de cada cuatro niñas de quince años no sabe que tiene clítoris, ese órgano, con más de 8000 terminaciones nerviosas, cuya única función es el placer.

Lo que no conoces, lo que no exploras, no existe para ti.

Educar a las niñas para que tengan información completa de cada órgano y su función les permitirá conocerse, quererse y cuidarse mejor.

 

Eres oceánica, eres forestal, eres volcánica… o lo que tú quieras ser.

Acepta y cuida tu vulva, por favor.

¿Qué amiga quieres que lea este artículo y vea este vídeo?

¡Gracias!

Nota: el 28 de mayo se celebra el día de la higiene menstrual

Artículos relacionados

Autoconocimiento: escucha tu cuerpo y tus emociones

Represión y tabú: cómo nos condicionan desde la infancia

Taller: ciclo menstrual y primera menstruación

 

Referencias

Vagina surgery ‘sought by girls as young as nine, 3-jul-17, BBC

N.M. Parga, «Adiós, niña buena», 2018, Amazon

Borja, Mercedes. Sangrado libre, el método para la menstruación sin compresas, copas o tampones, 07-02-20, 20 minutos

Elijo estar en paz, diluir la rabia y el miedo

Podemos diluir la rabia y el miedo, y transformarlos en paz y esperanza. Ante el “divide y vencerás” recuerda que unidos somos más fuertes.

Hace unos días, las noticias que leía y la sensación palpable de falta de libertad alimentaban mi rabia adolescente contra la oscuridad y arbitrariedad de lo que está pasando. La rabia de lo que veía afuera me estaba robando mi paz interior.

Entonces recordé algo importante:

Donde pongo mi atención pongo mi fuerza creadora y mi energía.

Y me pregunté: ¿es el amor lo que me impulsa o es el temor?¿La rabia o el miedo mejoran la situación externa? No. Cuando actúas desde el miedo tus proyecciones se vuelven contra ti.

La rabia y el miedo enferman el cuerpo.

El cuerpo nos da mensajes sobre cómo nuestros pensamientos, sentimientos y emociones nos afectan. Y mi cuerpo se contrajo a la altura del hígado. Así que decidí soltar esa rabia y transmutarla. Decidí enfocarme en lo que me conecta con la vibración alta y ligera del amor, de la alegría, de la paz.

Cómo diluir y transmutar la rabia y el miedo

Es una practica diaria de toma de consciencia y cambio de hábitos. Todo empieza por darte cuenta de tus emociones. ¿Sientes rabia, miedo, preocupación, frustración, ansiedad, estrés?

Me desengancho de las redes sociales y de las noticias

Después de dos meses de confinamiento estricto en Madrid estoy saturada de tanta infodemia (manipulación de datos, noticias erróneas, sesgadas y contradictorias para confundir y anclar al miedo) que favorece los intereses de unos pocos.

Dejo de reaccionar y de “comer cuento”. Confío en mi intuición.

Estoy atenta a mis pensamientos y emociones

Cada vez que un pensamiento negativo cruza mi mente recuerdo que todo está bien, que amo, bendigo, agradezco y libero todo lo que es, todo lo que pasa, y por encima de todo: me amo, me cuido y todo tiene sentido.

Elijo cuidar las ideas con las que alimento mi espíritu y los alimentos con los que nutro mi cuerpo.

El trabajo de iluminar la oscuridad no es hacia fuera sino hacia dentro.

Dedico más tiempo a reírme

Para reírme disfruto de la compañía de mis hijos que son muy divertidos y veo vídeos del club de la comedia, monólogos, memes y mensajes graciosos. Unos pocos minutos son suficientes para dibujar en mi cara una gran sonrisa.

La risa mejora el sistema inmune y aporta muchos beneficios.

La risa:

Diluye el miedo, reduce el estrés y calma el dolor.

Libera endorfinas y serotoninas.

Es una válvula de escape, que convierte el fuego de la ira en alegría.

Mientras ríes te desenganchas del miedo.

El tiempo que ríes dejas de sufrir.

Al reír te llenas de oxígeno y fortaleces tu sistema inmune.

Riendo mejoras tu salud y alargas tu vida.

La risa mejora la memoria, el pensamiento positivo y la capacidad para resolver problemas.

Facilita la digestión y reduce el estreñimiento.

¡Reír es gratis y libre de efectos secundarios!

El camino de la felicidad empieza con una sonrisa 😊

Ahora es el momento de comprender más para temer menos. —Marie Curie.

Conecto con la coherencia de mi paz interior

Para conectar con mi paz presto atención —durante todo el día— a mi respiración, que se hace cada vez más lenta, consciente y profunda.

También dedico un rato a mirar el cielo y a cuidar mis plantas, lo que me conecta con la naturaleza y su serenidad. Además, me regalo una hora para meditar en silencio, practicar reiki y qi qung. A ratos, bailo. Y desde que nos han dado permiso de salir un rato, voy a caminar bajo los árboles por la mañana.

Con toda la familia en casa, cocino mucho, invento nuevas recetas y lo hago con todo mi amor y atención plena en los olores, colores, texturas, sabores. Y cuando me canso pido reemplazo.

Elijo estar en paz

Elijo estar en paz, sentir amor y desear que el amor nos despierte a todos.

La paz interior es equilibrio y estabilidad en la unidad. Es calma y tranquilidad en cualquier circunstancia. Es silencio en medio del bullicio. Es sosiego en estado de alarma.

Tu paz interior es muy importante. Cuando conectas con ella nadie puede engañarte. La verdad salta a la vista, y la mentira cae. En medio del ruido del mundo, ten el valor de escucharla. Ten el valor de escucharte.

En tu paz interior reside tu fuerza, es la fuente creadora de vida, es la luz que en las tinieblas te guía. Es el verde esperanza de tu corazón radiante.

Tu paz interior es un viaje profundo. El camino es tuyo, a tu manera. Ella te espera. De paso aprendes a soltar el miedo.

Y si el revoloteo mental te inquieta, recuerda:
Todo lo que necesitas para trascender ya lo tienes dentro.

Así de maravillosos hemos sido creados. Así de afortunados. Así de amados.

Elijo respirar profundo y tener paciencia mientras el cambio lento y seguro avanza hacia una consciencia más elevada.

Elijo agradecer todo lo que está sucediendo, me guste o no. Las crisis y las adversidades son necesarias para nuestra evolución.

Elijo confiar, escuchar mi intuición, ponerme como hoja en blanco para que la vida me sorprenda. La vida es conexión, disfrute, placer.

Elijo disolver lo que me definía, liberarme de las cárceles mentales, de creencias limitantes y viejas restricciones. Dejo ir todo lo que ya no me sirve. Me limpio por dentro. Me abro a las nuevas posibilidades, experiencias y cambios.

Elijo conectarme con la naturaleza, inspirarme en ella, crear y fluir mientras escribo, pinto, cocino, etc. Las semillas están plantadas, algunas han germinado ya.

Tengo esperanza. La esperanza es en sí misma una especie de felicidad.

Elijo estar en paz.

¿Y tú? ¿Qué eliges? ¿Qué te da paz? Te leo en los comentarios ¡Gracias!

Taller: Siente y vibra

Los seres humanos estamos más desconectados de nuestros cuerpos de lo que creemos. Nos protegemos con corazas para que la vida no nos duela y así, sin darnos cuenta, también anestesiamos el placer, la creatividad y la alegría.

Esas corazas también nos dificultan escuchar y entender los mensajes del cuerpo, que nos susurra y llama nuestra atención de distintas maneras.

Para vivir una vida plena, necesitamos quitarnos las corazas (bloqueos, máscaras, creencias limitantes), como hacen las langostas y como Sara, la protagonista de Adiós, niña buena.

Siente y vibra

Es un taller de bienestar y de consciencia del propio cuerpo en formato círculo de mujeres que comparte algunos ejercicios, técnicas e ideas básicas para calmar la mente y volver a conectar con el cuerpo, prestando atención al centro vital y creativo femenino que es el útero.

Gracias a afirmaciones positivas y a la práctica de posturas sencillas, respiración, movimiento, sonido y meditación lograremos esa reconexión con nuestro cuerpo y con nuestra paz interior.

Este taller de bienestar está dirigido a mujeres que quieran relajarse y conectar con su cuerpo a través de los sentidos y de su consciencia corporal.

Ejes temáticos:

  1. Acepta: Amarnos a nosotras mismas empieza por aceptarnos tal y como somos y reencontrarnos con la energía de nuestro cuerpo. Darle valor y atención.
  2. Vibra: Vamos a habitar el cuerpo aquí y ahora. Conectaremos con nuestro chakra base y a ejercitar los músculos del periné al ritmo de la respiración y la vibración del sonido.
  3. Siente: La vida es movimiento. El agua que se estanca se pudre. Así que vamos a mover nuestras aguas internas.
  4. Suelta: Deja ir aquello que ya no eres, lo que no te sirve. Haz hueco para que lo nuevo entre en tu vida. La respiración es la clave. Suelta y confía.

Beneficios:

  • Profundizarás en el autoconocimiento de tu cuerpo y de tus emociones.
  • Aprenderás técnicas para relajarte con atención plena en el momento presente.
  • Te llevarás recursos y ejercicios para seguir desarrollando tu amor propio y sabiduría femenina.
  • Aprenderás a relajarte y a conectar con el útero.
  • Recordarás cómo relacionarte con tu cuerpo desde el respeto y la escucha.

Próximo taller:

Fecha: A acordar con las personas interesadas.

Lugar: online

Aportación: 15€

Plazas limitadas.

Para garantizar la reserva de la plaza será necesario abonar el pago.

Apúntate al próximo taller aquí:

FORMULARIO DE INSCRIPCIÓN




 

¡Me encantaría compartir esta experiencia contigo!

Taller: ciclo menstrual y primera menstruación

¿Te gustaría vivir tu ciclo menstrual de manera más agradable, amorosa y conectada con tu esencia? ¿Sabes en qué fase de tu ciclo estás?¿Te gustaría que tus hijas, sobrinas, hermanas, nietas disfrutaran su ciclo?

Tal vez crees que el dolor es normal. Quizá sientes asco de la sangre menstrual. Si rechazas tu sangre, te estás rechazando a ti misma.

Te invito a que te aceptes y te ames tal y como eres.

¿Te cuesta hablar de sexualidad con tus hijas o con otras personas?

¡Ánimo!, lo estás haciendo lo mejor que sabes y lo mejor que puedes. La sociedad, la familia y la cultura nos condicionan y moldean de muchas formas.

La buena noticia es que al compartir experiencias de autoconocimiento y de amor propio habitamos nuestro cuerpo con aprecio, goce y alegría.

Y, además de felices, eso nos hace más libres, seguras y asertivas.

Ciclo menstrual y primera menstruación

Es un taller lúdico para niñas acompañadas por sus madres u otras mujeres de su entorno afectivo que deseen compartir el inicio de su vida cíclica de manera gratificante.

Es una experiencia para mentes y corazones abiertos a vibrar en el amor propio, libre de juicios.

La primera menstruación, la menarquia, es un momento importante en la sexualidad de las mujeres, ya que marca el final de la infancia y el inicio de la etapa fértil, la etapa cíclica y de cambio.

La menarquia, la primera luna, es el despertar de las hormonas que son mensajeras evolutivas.

Para que sea una vivencia fluida se necesita información, acompañamiento y una celebración privada al gusto de la homenajeada.

Como adultas, y aunque lo hallamos vivido como un tabú, podemos dejar bien claro que la menstruación es la renovación de la vida que nos conecta con la madre tierra. Podemos transmitir una perspectiva consciente, saludable y fortalecedora a nuestras hijas, sobrinas, nietas, hermanas…

Próximo taller:

Fecha: A acordar con las personas interesadas.

Lugar: online

Aportación: 1 persona:15€, pack familiar: Adulta/12€, niña/8€ (precio para taller online).

Plazas limitadas.

ONLINE: Apúntate y acordaremos una fecha y hora que nos venga bien a todas.

Por favor reserva tu plaza si estás interesada. Y cuéntame qué edad tiene tu hija y qué esperas del taller.

FORMULARIO DE INSCRIPCIÓN





 

Objetivos de la actividad:

1. Brindar imágenes de seguridad, aceptación y confianza, así como algunos conocimientos necesarios para entrar en la etapa fértil con mayor bienestar.

2. Percibir la menarquía y la menstruación como un motivo de orgullo, de alegría y de celebración.

3. Fomentar el amor propio desde el autoconocimiento y el autocuidado del cuerpo cíclico.

En este maravilloso taller:

🧡 Conectarás con la creatividad latente en tu útero a través de la pintura.

🧡 Descubrirás las 4 fases del ciclo menstrual, asociadas con las estaciones y con algunos arquetipos, y sabrás cómo te influyen física y emocionalmente.

🧡 Recibirás nociones sobre los cuidados en las diferentes fases del ciclo y algunos recursos para que sea más agradable.

🧡 Conocerás alternativas saludables y sostenibles para el sangrado.

🧡 Conectarás con la apreciación y aceptación de todo tu cuerpo.

La actividad está planteada como un círculo de doncellas y adultas. Conversaremos, dibujaremos, escribiremos y compartiremos un rato agradable y lúdico. También realizaremos ejercicios de respiración y de consciencia corporal.

Taller del 7-mar-20, en Appa Art Gallery, Madrid, con la colaboración de Franquearte y Bicilibros.

Opciones

Online: una vez te inscribas, por correo acordaremos una fecha y hora para el taller, así como la moneda (si vives fuera de la comunidad europea) y la forma de pago. Me adapto a la edad y características de la niña para ofrecerle la mejor experiencia.

Si tu hija no quiere venir, por la razón que sea, ven tú sola y regala esta experiencia a tu niña interior. Esto tendrá un efecto positivo en tu entorno.

 

Artículos relacionados

Vulvas sanas y autocuidado

Ciclo menstrual: el superpoder de conocer las fases y las hormonas

Cómo identifico mi polaridad femenina

Represión y tabú: cómo nos condicionan desde la infancia

Cómo identifico mi polaridad feminina y masculina (parte 3)

Todos los seres humanos somos energía con polaridades femenina y masculina. Si estas dos palabras te generan alguna interferencia, hablemos entonces de polaridades: vital y creadora. Ninguna polaridad es mejor que la otra, las diferentes cualidades que realza cada extremo de la polaridad muestran funciones distintas, no jerarquías.

Nacemos con una energía predominante, independientemente del sexo de nuestro cuerpo. El equilibrio está en descubrir nuestra polaridad predominante en un momento y honrar ambas polaridades, aprovechar sus dones, bien sea para avanzar en el mundo exterior (si es masculina), o para profundizar en el mundo interior (si es femenina).

Tu energía danza de una polaridad a otra todo el día. Cuando caminas firme y rápido, cuando practicas deportes competitivos, cuando alzas pesas, estás en tu polaridad masculina. Cuando caminas disfrutando del paisaje, te das un baño, bailas y te contoneas al ritmo de la música, cuando te relajas y descansas, estás en tu polaridad femenina.

En un vaso lleno de agua, por ejemplo, la polaridad masculina es el vaso contenedor que da estructura y sostiene. El agua expresa la polaridad femenina que se expande en el espacio.

En la naturaleza, el día, el sol, el cielo, el fuego, el verano y la primavera se asocian con la polaridad masculina. La noche, la luna, la tierra, el agua, el invierno y el otoño tienen mayor polaridad femenina.

Las polaridades se alternan todo el tiempo. Si te fijas, la naturaleza es cíclica: la luz del día da paso a la oscuridad de la noche; la sequía, a la lluvia; el invierno, a la primavera, etc.

Ese equilibrio también puede verse en los chakras, centros energéticos del cuerpo. Así vemos que, según su función expresiva, el primero, el tercero y el quinto tienen mayor polaridad masculina. Mientras que por su función receptiva, introspectiva y vital el segundo, el cuarto y el sexto tienen mayor polaridad femenina.

Características de las polaridades femenina y masculina

Polaridad masculina Polaridad femenina
Actividad Reposo
Analítica Intuitiva
Apresurada Tranquila
Capaz Apreciativa
Chakras más positivos: 1, 3, 5 Chakras más positivos: 2, 4, 6
Concreta Abstracta
Contenedora Expansiva
Controladora Permisiva
Deseo, voluntad de crear Océano de amor creador
Día Noche
Energía sexual dadora Energía sexual receptora
Estable Voluble
Estructura que sostiene Espacio
Fuego Agua
Fuera Dentro
Hacer Ser
Inquietud y movimiento Calma
Intención Agradecimiento
Lineal (rectas y ángulos) Circular (curvas y remolinos)
Luz, rayo que proyecta Oscuridad introspectiva
Materializa, realiza Crea, imagina
Naturaleza eléctrica Naturaleza magnética
Orden Caos
Organiza Sintetiza
Pensamientos Sentimientos y emociones
Protege Nutre
Rabia Miedo
Seduce Atrae
Separa Une
Se aísla Se relaciona
Sol Luna
Verano y primavera Invierno, otoño
Visión parcial, enfocada Visión holística
Yang Yin

 

¿Cuáles de estas características tienes más activas?

¿En qué momento preferirías polarizarte más tu femenino o en tu masculino?

Estas características de las polaridades están presentes en todas las personas. No son ni buenas ni malas, ni mejores ni peores. Lo importante es que estén en equilibrio, en armonía según el momento y la situación.

Actividad – Reposo:

Por ejemplo, una persona que en su casa o en el trabajo se ocupa de limpiar, lavar y ordenar está en acción, por lo tanto, en una polaridad masculina. Una persona que está descansando y disfrutando está en su polaridad femenina.

La polaridad no tiene nada que ver con el género ni con el rol asignado por una sociedad. En algunas culturas, la mujer hará todo el trabajo del hogar, incluso cargará con pesos excesivos para su fuerza y tamaño mientras que el hombre se va con los amigos, camina al lado sin cargar nada o se engancha al ordenador o a la tele. Son dos conceptos distintos. Esa mujer que hace todo está en su polaridad masculina. Ese hombre que se relaja está en su polaridad femenina.

Armonía: En una pareja equilibrada, el reposo, las tareas y las cargas se reparten, de manera consensuada y flexible, respetando las capacidades, necesidades y tiempos de cada persona. No hay jerarquía ni dominación. Se comparten y se alternan las funciones.

 

Seduce (naturaleza eléctrica) – Atrae (naturaleza magnética):

Una persona que seduce, con mirada penetrante, tira la caña de pescar y cuyos pensamientos eléctricos (fantasías) le impulsan a actuar y a hablar, está en su polaridad masculina.

Una persona que despierta tus emociones, que se hace bella para ser admirada y atraer, está en su esencia magnética y su polaridad femenina.

Así que un hombre que va de «guaperas» y se pavonea como quien dice: «mira qué bueno estoy», está en su polaridad femenina. Si se acerca y se atreve a hablar contigo y con sus palabras demuestra interés en ti, pasa a su polaridad masculina.

Armonía: el equilibrio en el juego de la seducción y la atracción es lo que permite que las polaridades distintas se encuentren y se lo pasen bien, incluso fenomenal. Si hay dos personas con la misma polaridad o cuyas polaridades se hayan neutralizado (convivencia, rutina, etc), no habrá chispa.

Todos los humanos buscamos volver a la unidad. A volver a fundirnos en un estado de felicidad, sentirnos completos. Lo que diferencia lo masculino de lo femenino es su manera de buscar esta realización. Lo femenino encarna la capacidad de abrazar toda la existencia en profunda aceptación. Su anhelo es ser amor, su necesidad es abrir el corazón para que su energía vital se exprese en múltiples formas. Ella necesita acoger, celebrar y relacionarse con intimidad. En cambio, lo masculino busca esta realización en la libertad de toda identificación. […] Su fuerza en concentrada y enfocada. Su anhelo es ser libertad. —Astiko

Adiós, niña buenaY ya que estamos hablando de seducir y atraer, os dejo de regalo el inicio del capítulo 30 (Chico sexi) de mi novela:

Adiós, niña buena

***

  • ¡Sedúceme! —le dije a Mateo en nuestra habitación por la noche cuando ya Ítaca dormía. Antes de pedírselo, humedecí mis labios con saliva y saqué pecho, tal y como me había aconsejado Bea. Mateo era sexi sobre todo cuando estaba relajado y algo distante.
  • ¿Cómo? —Suspiró, arrugó la nariz y frunció el ceño.
  • ¡Anda! —Imaginé que yo era como Elsa Pataky y dije lentamente—: ¡Déjate de bromas y mírame como si me acabaras de conocer! —Él tomó aire, dio un paso atrás y me miró serio, casi en tensión durante unos segundos.
  • ¿Cómo te llamas? —Preguntó con voz ronca entrecerrando sus ojos.
  • Gabriela —Me encanta ese nombre y puestos a jugar… Sus cejas se arquearon y esbozó una ligera media sonrisa. Dio un paso hacia delante y, en un largo silencio, recorrió mi cara con una mirada enigmática. Sentí el calor de su aliento y, expectante, mi corazón se aceleró.
  • Gabriela —repitió despacio saboreando cada letra, entreabrió su boca como si fuera a besarme y yo cerré los ojos. Su frente rozó mi frente, la punta de su nariz, la mía; su pulgar acarició mis labios antes de que su mano se desplazara suavemente para enredar mi pelo entre sus dedos y me besó.

Me besó como hacía mucho tiempo no me besaba, como si se le fuera la vida en ello, como si su boca se hiciera agua en la mía. Me besó con la fogosa suavidad del deseo que ya ha sido satisfecho y da marcha atrás para volver a vivir. Me besó con tantas ganas y con tanta ternura a la vez que al separarse nuestros labios sentí en mi boca el sabor salado de una lágrima.

  • ¿Esto era lo que querías? —susurró acariciando mis mejillas.
  • Sí. —Sonreí y él me besó otra vez.

***

A mí me encanta esta escena, ¿y a ti?

¿Te apuntas a la armonía de las polaridades?

Artículos relacionados

Cómo identifico mi polaridad femenina (parte 1)

Cómo identifico mi polaridad masculina (parte 2)

Referencias

Astiko, maestra de tantra, tantrawithastiko, 21-jun-2014, «El regalo de lo femenino y lo masculino«, youtube, 5 min.

Carmen Enguita, pionera en sexualidad alquímica, el equilibrio entre la polaridad femenina y masculina

María Gabriela Santini, fundadora de la Escuela de sexualidad y espiritualidad

Sylvia Briceño Aranguren, creadora y anfitriona del congreso virtual Juntos somos invencibles

Cómo identifico mi polaridad masculina (parte 2)

Dibujo a lápiz, «Hemianopsia», N.M. Parga

Todos los seres humanos somos energía con dos polaridades: femenina (vital) y masculina (creadora). Ninguna es mejor que la otra, las diferentes cualidades que realza cada extremo de la polaridad muestran funciones distintas, no jerarquías.

Partamos de esa base, aunque nos cueste separar en nuestra mente la idea de polaridad de la de cuerpo (hembra, macho, hermafrodita) y de los roles asignados por la sociedad (quién hace qué en cada momento).

La herida del patriarcado surge al limitar la polaridad femenina en cada persona de manera consciente o inconsciente. Hombres y mujeres han castrado su polaridad femenina a lo largo de los siglos.

La solución es muy distinta al enfrentamiento entre los sexos. Para lograr el equilibrio necesitamos identificar dichas polaridades dentro de nosotros y aprender a armonizarlas y a honrarlas.

En el artículo anterior nos centramos en la polaridad femenina; en éste, explicaré las características de la polaridad masculina.

Para liberarnos de las ideas preconcebidas, apliquemos las polaridades a las cosas que no tienen ni sexo ni roles.

Por ejemplo, en una taza llena de café o de té, ¿qué manifiesta su polaridad femenina y qué su polaridad femenina?

***

La taza, que contiene y da estructura, manifiesta más su polaridad masculina. El café o el té manifiestan más la polaridad femenina que fluye y se adapta al contenedor.

Ahora pensemos en un terreno en el que se han sembrado semillas.

***

La tierra acoge cálida, nutre en su profundidad, da vida, manifiesta su polaridad femenina. La semilla se abre, de ella salen raíces que van a penetrar la tierra y un tallo que va a desafiar la gravedad, tiene el potencial para convertirse en un árbol o en una planta que dará flores y frutos, manifiesta una polaridad masculina.

La polaridad masculina se expresa hacia fuera; la femenina, hacia dentro. Por eso, el verano y la primavera tienen mayor polaridad masculina, y el invierno y el otoño, mayor polaridad femenina.

Importante: las polaridades se están alternando todo el tiempo aunque haya una más predominante en cada ser en un momento dado.

Características de la polaridad masculina

Activa: la polaridad masculina es acción, se concentra en una tarea a la vez para mayor eficacia y rapidez. Hace, propone soluciones, toma las riendas de la situación. Realiza y materializa las ideas.

Claridad: como está enfocada, la polaridad masculina aporta claridad mental en medio de la confusión, luz a la oscuridad. Es guía y líder.

Competitiva: la polaridad masculina va del modo supervivencia al logro y de ahí a la realización. Disfruta del éxito, ya sea académico, laboral, deportivo, familiar, amoroso. Y compite para conseguir lo mejor. También se siente más cómoda cuando está en control de una situación. Al volante, por ejemplo.

Expresiva: enfocada hacia el exterior, pide lo que quiere y necesita. Pone los puntos sobre las íes. Habla su verdad y proyecta seguridad. La polaridad masculina es la que nos impulsa a decir no, a decir adiós porque no podemos tolerar que nos hagan daño o que invadan nuestro territorio.

Lineal: podríamos representarla como un faro de luz, firme y claro. Con una dirección enfocada hacia un objetivo o un propósito. Esta dirección y foco nos permite conseguir lo que nos proponemos.

Penetrante: la polaridad masculina se abre paso con su sola presencia. Es la energía que lidera, instruye, ordena. Su misión es sembrar la semilla.

Protectora y proveedora: la polaridad masculina es la fuerza que protege el hogar donde reside la ternura y el amor. Es la que sale a cazar (trabajar) y trae a casa lo necesario para la subsistencia.

¿Cuáles de estas características tienes más activas?

En desequilibrio

Cuando la polaridad masculina siente carencia o malestar busca la manera de vaciarse de emociones, obligaciones y límites. Se descarga ya sea con la meditación, un viaje o la masturbación.

La polaridad masculina sin la femenina no siente su valor, no se alimenta ni se aprecia, pasa de todo.

Si solo trabajo con mi polaridad masculina:

*Me cuesta identificar mis emociones y sentimientos y los de los demás. Me pongo la máscara. Elevo un muro invisible para distanciarme.

*Es difícil conectarme con la intuición y a falta de esa guía interna busco el norte afuera.

*Hay una mayor necesidad de reconocimiento y valoración externas lo que genera inseguridad. «Me afecta lo que los otros digan de mí».

*El desequilibrio aumenta la competencia, la ansiedad, la impaciencia, el control, la agresividad y el egoísmo.

*Aparece una necesidad neurótica de ocuparse todo el tiempo con orden y planeación. «Veo el descanso y el no hacer nada como algo negativo».

*Falta de escucha. «Hablo mucho, corto la palabra, no escucho lo que la otra persona está diciendo porque estoy pensando en lo que voy a responder. Lo peor: no soy consciente de ello». Lo que genera una gran frustración y mala comunicación.

*Y en el extremo aparecen la violencia, la dominación y la guerra. Ese miedo contra todo lo femenino, que es la vida misma, dentro y fuera de sí.

¿Has identificado algún desequilibrio en ti?

¿Qué le aporta a una mujer desarrollar su polaridad masculina?

Claridad, enfoque, decisión, valentía, acción para alcanzar los objetivos y realizar los sueños, determinación, seguridad en sí misma, capacidad para expresar sus necesidades y deseos, para decir: «sí, no, para, es suficiente, adiós, etc.»

Una mujer que honra su energía masculina siente una profunda gratitud por ese sostén, confianza y estructura interna que le permite crear y expandirse en amor y armonía.

Una mujer que honra su polaridad masculina avanza «lento y seguro», sin prisa y respetando su necesidad de descanso.

Deja de verse como víctima, deja de quejarse y de culpar a otros. Toma las riendas de su vida y se transforma. Perdona y se perdona para seguir danzando alegre y resolutiva con la vida.

Y las mujeres podemos tener una polaridad masculina muy fuerte y seguir siendo femeninas. Podemos armonizar el poder y la dirección desde nuestra naturaleza de escucha, cuidado y atención. Podemos liderar con amor y sentir cada una de nuestras curvas.

¿Qué le agradeces a tu polaridad masculina?

En el siguiente artículo veremos un paralelo entre las dos polaridades para que identifiques con mayor claridad en qué momento estás en una o en otra.

Artículos relacionados

Cómo identifico mi polaridad femenina (parte 1)

Cómo identifico mi polaridad femenina y masculina – comparativo

Referencias

Francisco Fortuño, creador de hombresevolucionantes.com