El silencio es medicina

silencioEl silencio es medicina
para quien mucho escucha.
Ya que alivia cuerpo y alma,
de la tortura del ruido.

Latigazos en las sienes
da el corazón que late.
Y malestar inyecta,
la mente que no calla.

Por la calle y en la tele,
tertulianos, sordos, insomnes,
hablan, gritan y dan voces.

En la acera el taca-taca
de una taladradora,
que no se calla y perfora
el cemento y las neuronas.

Porque todo suena, y el sonido es vida. 
Pero el ruido, en exceso, mata.

En la frondosidad de un bosque
soy mi mejor compañía.
Lejos de toda estridencia
conecto con mi deseada utopía.

Con la mente enmudecida
siento el pulso de la vida.
Y percibo la naturaleza,
templo donde rindo tributo
a la ausencia de palabras.

Al viento, las hojas susurran.
El agua que fluye murmura.
Y al compás del sol que palpita,
alas de mariposa la brisa cura.

El silencio no es vacío,
es la creativa paz del alma.
Fértil espacio en blanco
que protege, renueva y calma.

Sobre el Autor: Nohora

10 comentarios a “El silencio es medicina”

PuedesDeja una Respuesta o Rastrear esta publicación.

  1. Silvia Rodrigues - noviembre 2, 2016 en 11:49 am Deja un comentario

    Estoy encantada con tus palabras!!! És mui bonito este poema!!!

  2. Juan Pablo Gómez - noviembre 2, 2016 en 2:54 pm Deja un comentario

    Bellísimo poema, gracias por compartir, Saludos desde Argentina

  3. Susana - noviembre 2, 2016 en 4:09 pm Deja un comentario

    El silencio no es vacío……qué gran verdad¡Gracias por compartirlo

  4. Cristina - noviembre 3, 2016 en 11:17 am Deja un comentario

    Precioso poema, para reflexionar sobre algunos aspectos de la vida. Saludos desde este ruidoso Madrid

  5. Mire - noviembre 3, 2016 en 8:35 pm Deja un comentario

    Bello y verídico ! Gracias Nohora

  6. Bego - julio 20, 2017 en 9:52 am Deja un comentario

    Que hermosa manera de expresar el torbellino de sensaciones…..Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.