Metamorfosis, hemianopsia y nirvana en ilustraciones

El dolor puede ser un talismán que cura, y una vía hacia la metamorfosis. Así como la discapacidad se puede convertir en una fuente de creatividad, plasmada en ilustraciones. Eso es para mí, la hemianopsia (pérdida de la mitad del campo visual).

Y en ese ángulo ciego hacia afuera, veo “la flor de mis neuronas”, hacia adentro. La imaginación hace el resto: estrellas, flores, peces y mariposas renacen de la oscuridad, en luces de colores.

NMPMariposaHemianopsiaEl arte más poderoso de la vida, es hacer del dolor un talismán que cura. Una mariposa renace florecida en fiesta de colores. – Frida Kahlo.

MetamorfosisA mis 37 años cerraba con ilusión un capítulo muy enriquecedor en mi vida. El derrame había sido una bendición, un despertar, un mensaje de la vida que no podía ignorar.

A pesar del dolor, me sentía agradecida y feliz por estar viva, por la oportunidad de volver a empezar junto a la gente que amo.

Renacía como una mariposa que sale de su crisálida y por primera vez puede volar.

CaperucitaRojaYa con treinta años creía que tenía mucha experiencia, pero iba, sin darme cuenta, de Caperucita Roja por la vida, y por ello me encontré, entre otros especímenes de la fauna empresarial: un lobo feroz disfrazado de cordero, un vampiro regordete y un elegante tiburón.

[…] El ejercicio del poder desequilibra la mente, me pregunté. Encontré la respuesta en el filósofo Byung-Chul Han.

ManosNirvanaNirvana […] Siguió sosteniendo mis manos con delicadeza. Vi un humo luminoso que salía de mí y dibujando una especie de lazo, abrazaba una luz roja cercana. Sentí que ese médico tenía un corazón bondadoso. […] Después vi un agujero negro allí en donde había estado él.

Sentí que mi energía atravesaba ese agujero que más que un túnel era como una membrana que daba paso a otra dimensión, con una presión distinta. Como cuando te sumerges lentamente en una piscina. Al atravesar la membrana el ruido, el frío y el dolor desaparecieron. […] Me expandía libre como un gas en la inmensa oscuridad sin forma, en el júbilo infinito. […] Me fusionaba en una mezcla de paz, amor, bienestar y un inmenso gozo de existir … éxtasis.

mujermarTambién decidí renunciar al cargo de “super chica” que me habían vendido la televisión y el marketing cuando era niña. […] Me había tragado el cuento de ser la mujer maravilla en todos los roles. […] Me había machacado imponiéndome un ritmo frenético. Expuesta por mucho tiempo, y sin necesidad, al ambiente tóxico de mi trabajo y a la presión de mis propias exigencias e ideales. […]

Había llegado el momento de soltar y de reconectar conmigo misma para fluir y dejar ir. Para dar un nuevo significado a los conceptos. Un nuevo sentido a mi vida.