La intuición: qué es y cómo desarrollarla

Más allá de la razón hay una sorprendente habilidad de comprensión y sabiduría llamada intuición.

Ella te susurra una certeza al oído antes de que la mente haya entendido y de que el ego se haya inventado una historia. La intuición es una mirada interior intensa y clara (in tueri).

La intuición es la voz del maestro interior que te convierte en tu propio gurú.

Cuando escuchas la voz de tu intuición ya no necesitas autoridades externas que validen lo que piensas.

La intuición nace del amor. Escuchar la voz de la intuición es escuchar la voz del amor y del espíritu. Es tu guía interna. Te llena de claridad y te permite ver lo esencial.

La intuición es una mariposa que hay que atrapar en pleno vuelo. Puede ser una voz, una sensación, un olor, una imagen, un flash o todo a la vez. La intuición es un hilo de oro que une el origen con el destino, que permite saber quién eres y qué hay de humano en ti. Céline Boura (en TED).

La intuición es una tecnología que almacena el conocimiento, la sabiduría y la experiencia de todos los antepasados y que te conecta para mostrarte por dónde ir. Es la sabiduría ancestral almacenada de generación en generación en nuestro ADN.

Gracias a la intuición, tu ser superior (yo cuántico) te muestra que algo sucede en una frecuencia y debes prestar atención a las sincronicidades.

La intuición es una de las mejores maneras que encuentra el doble cuántico para comunicarse con nosotros. Tenemos la respuesta al mismo tiempo que la pregunta. Jean-Pierre Garnier Malet, físico, teoría del desdoblamiento del tiempo.

La intuición es un estado de certeza, de seguridad, de sincronía con la verdad, en el que fluyes y conectas con la abundancia. No es intelectual. Es como si estuvieras recordando algo y lo sintieras en tu cuerpo.

La intuición es una facultad espiritual, y no explica, muestra el camino. Florence Scovel.

La intuición es la habilidad para dejar espacio a la incertidumbre, al silencio y dejar de buscar soluciones. Es poner el tercer oído a la escucha.

La intuición te lleva a saber lo que tienes que hacer, no cómo. La intuición se alimenta del mundo de las ideas. Es un conocimiento que te penetra y te trasciende. Enric Corbera.

 

Distinguir, conectar y desarrollar la intuición

La intuición viene y va, no es lineal (pasado, presente, futuro) ni 3D. Se siente. Necesitamos practicar para fortalecerla y así ver las posibles soluciones y oportunidades.

La intuición es una respuesta o instrucción clara a una situación dada. Es siempre alentadora, edificante y pacífica. Es una certeza libre de emoción, de mente y de impulsividad.

Mientras aprendemos a distinguirla, podemos confundirla con el instinto, el intelecto,  la superstición, la inteligencia emocional y el ego.

El instinto es la inteligencia biológica acumulada tras millones de años de evolución.  Son los impulsos generados por las emociones de supervivencia: miedo, rechazo, asco, excitación, etc.

El intelecto es nuestra capacidad de razonar, de usar el pensamiento lógico, el análisis, la comparación. El intelecto va por pasos de razonamiento y tiene en cuenta los datos y las señales. La intuición es un salto instantáneo.

Las supersticiones y los prejuicios son creencias que nos hacen actuar de determinada manera, a veces de modo automático. ¿Has revisado tus creencias?

La inteligencia emocional es una habilidad para reconocer, entender e influir en nuestras emociones y en las de los demás. Esa sintonía, empatía o capacidad para leer y tratar con los demás no es intuición.

El ego es la mente dividida dentro de ti. Para distinguir la voz de la intuición, ten en cuenta que el corazón habla de manera concisa y clara; es rápido, responde en una frase incluso antes de que preguntes. En cambio, el ego justifica, cuenta historias, te incomoda, te hace dudar, separa, vive de las apariencias. La mente es más lenta porque usa filtros: lógica, miedos, pasado, dudas, autoestima.

El ego necesita sentir que está perdiendo algo para cambiar. El ego es la voz que anima tus patrones frecuentes para que sigas en lo mismo. El ego siempre usa razones. Si te suena a discurso de venta, es la voz de tu ego. Matt Kahn.

Todo lo que te cause duda, separación o malestar viene del ego.

Es importante aprender a discernir, a ver con el corazón.

Identifica tu canal

¿Cuál es tu canal de percepción más desarrollado/afinado? ¿Puedes ver imágenes, sientes con el cuerpo si debes hacer algo, tienes un conocimiento interior, escuchas mensajes, hueles lo que pasa?

Cuando una mujer despierta y sana su útero, el olfato se agudiza. Su naturaleza salvaje usa este sentido como guía fundamental de sus decisiones. El olfato determina la selección biológica de la pareja adecuada, a través de la lectura genética de las feromonas. La química sexual está mediada en gran parte por los olores. Una mamá puede oler las enfermedades de su hijo. Los olores nos ayudan a conectar con recuerdos guardados en el subconsciente y también «olemos» las verdades ocultas. El olfato es un poderoso elemento de la intuición. Sonia Alonso.

Para mejorar la conexión con la intuición es importante mantener el canal limpio y sano (físico, mental, emocional, espiritual). Decide qué forma de limpieza es mejor para ti: baños con sal de mar, geometría sagrada, música (432 Hz), reiki, ayuno intermitente, dieta, meditación, vivir con intención, etc.

La intuición está relacionada con el sexto chakra (tercer ojo). Cuando no hay equilibrio entre el cuarto chakra (corazón) y el séptimo chakra (corona), se bloquean el quinto (garganta) y el sexto chakra. Por eso es importante abrir el corazón, amar, para que fluya la energía por todos los centros energéticos.

Conecta

Ve hacia dentro:

Ir hacia adentro permite conectar con la sabiduría ancestral y la intuición. Practica la atención a tus sentidos en lo físico y en lo sutil. La meditación, la contemplación, la escucha y la observación sin juicio son formas de ir hacia dentro.

Conecta con tu corazón:

Pon las dos manos sobre tu corazón y siente sus latidos. Pregúntate: ¿Hay algo que quiera decir que no estoy diciendo? … Mira si algo viene a tu mente. ¿Hay algo que quiero sentir en la vida que no estoy sintiendo? Así de fácil es conectar con tu ser superior, con tu intuición. Las preguntas hacen de marco o estructura para conectar.

Técnica de armonización:

1. Cambia tu consciencia de la mente al corazón. Toca tu corazón con suavidad.

2. Respira más lento y profundo. Esto te hace sentir a salvo.

3. Siente, enfócate en la sensación de la armonía: apreciación, agradecimiento, cuidado, compasión, alegría. Hazlo todos los días.

Recuerda: tu alma conoce el camino. Confía en la inteligencia intuitiva de tu corazón.

 

Suelta el control:

El cerebro es un emisor-receptor. El hemisferio derecho es creativo, el izquierdo analiza datos. Para desarrollar la intuición y la inspiración hay que soltar el control y observar los acontecimientos con consciencia y apertura. Entonces la mente se rinde a lo imposible y surgen las ideas.

La intuición es la manifestación de la inspiración.

Un ejercicio para soltar el control mental en sintonía con tu cuerpo es poner música y sacudir cabeza, tronco y extremidades. Presta atención a tu cuello y aflójalo. Deja que la cabeza se mueva sola. Este ejercicio activa la energía y relaja.

 

Confía y fluye:

Percibimos un conflicto, no sabemos qué hacer y confiamos en que todo fluye y que encontraremos la salida, que la respuesta va a venir. La confianza permite que suceda. Al confiar te concedes la oportunidad de comprobar.

Cuando no sepas qué hacer, no hagas nada. Si queremos algo concreto, nos entra la ansiedad. Enric Corbera.

Confiar también implica ser pacientes, vibrar en amor y prestar atención a las sincronicidades hasta que se alineen. Por ejemplo, cuando quieres viajar, decides el destino, compras un ticket de tren, vas a la estación el día adecuado, esperas a que llegue y cuando aparece, te subes para iniciar el viaje.

 

Acepta que eres multidimensional:

En esta dimensión ya eres mente, emociones, energía, alma, consciencia y espíritu aprendiendo a vivir en un cuerpo humano durante un tiempo percibido como lineal (pasado, presente y futuro).

Existen tiempos imperceptibles con los que intercambiamos información. ¿Cómo accedemos a ellos? Las palabras subconsciente e inconsciente colectivo indican que no sabemos cómo funcionan. Jean-Pierre Garnier Malet.

Además, existen mundos sutiles con los que puedes comunicarte, así como una versión superior de ti que te guía y te manda mensajes.

Cuando logres escuchar el silencio habrás aprendido el idioma del alma.

Recuerda:

  • La intención dirige la energía.
  • Lo que ves con los ojos y percibes con los sentidos corporales es solo una parte de la realidad.

Desarrolla tu intuición

Ten en cuenta que «la práctica hace al maestro». Puedes activar la intuición de distintas maneras. Aquí comparto algunas ideas.

Relájate:

Encuentra un momento de relajación a tu ritmo. Olvida tu personaje, tu ego, para darte cuenta de la conexión y abrirte a recibir información con intención y aceptación. Cuando te relajas, te centras, te alineas.

Nuestro estado de ánimo influye en la forma como percibimos. Por eso, es importante estar en calma, en gratitud y en atención amorosa para escuchar, ver, oler, sentir los mensajes intuitivos del alma sin interferencias.

Alinearse es el arte de permitir, de sintonizar con la frecuencia brillante, sabia del amor eterno en el presente.  Atraes aquello en la misma frecuencia en la que vibras. Abraham Hicks.

Contempla:

La intuición es la voz del alma y es más fácil escucharla cuando aprendes a observar sin juzgar, a contemplar en silencio.

Estar presente en el cuerpo:

¿Cómo sabes si eso que escoges es la mejor decisión? ¿Cómo sabes cuál es el camino del corazón? Tu cuerpo es un sensor, te da mensajes. ¿Cómo se siente tu cuerpo cuando piensas y conectas con esa decisión?

Cuando vayas a hacer algo pregúntate: ¿De verdad quiero hacer esto? Escucha la respuesta de tu cuerpo, de tu intuición. El gozo de existir.

Respira lento y profundo. Trae tu consciencia a todo tu cuerpo, siéntelo por dentro, siente tu piel, desde los dedos de los pies hasta la cabeza. Respira con atención plena y piensa en la situación específica con la que estás lidiando y con la decisión que quieres tomar al respecto. ¿Qué sientes? Levedad, alegría, expansión o peso, incomodidad, contracción. Calla la mente. Deja que tu cuerpo te hable. La verdad alivia.

Cuando algo no está en sintonía contigo te suena raro, te da mala espina, te vibra feo. Cuando algo no está en sintonía contigo te angustias, te estresas, pierdes el sueño. Porque cuando algo no está en sintonía contigo tu cuerpo lo sabe.  @MalaFama1981

El péndulo:

¿Te has fijado cómo se mueve tu cuerpo cuando te haces preguntas? Un ejercicio para conectar tu intuición a través del movimiento del cuerpo es el péndulo.

Ponte de pie, di: me llamo (di tu nombre) y observa si tu cuerpo se inclina un poco y hacia dónde. Ese es tu sí. Después di: me llamo Caperucita y observa si tu cuerpo cambia su eje o se inclina hacia atrás. Ese es tu no.

Una vez hayas tomado consciencia de tu sí y de tu no, haz otras preguntas. Es un juego. Toma nota de las respuestas si lo consideras útil.

Comunica con tu yo cuántico – consulta con la almohada:

El físico francés Jean-Pierre Garnier Malet (teoría del desdoblamiento del tiempo) comparte un ejercicio para comunicarnos con nuestro yo cuántico y recibir una información en el presente.

Antes de acostarte, y en un estado de benevolencia, coge un vaso de agua entre tus manos. El agua guarda toda la información del universo. Haz una pequeña meditación, con una intención clara para pedirle a tu yo cuántico que te conecte con tu mejor potencial para que te guíe en un tema específico.

Por ejemplo, «querido yo cuántico, muéstrame cuando es el mejor momento para hacer X (un viaje, un curso, etc.),  en mis sueños, durante el día, dime o muéstrame las señales que me ayuden a tomar la decisión». Al despertarte, bebe el agua y confía.

Sal del modo automático y conecta con los mensajes de tu alma a través de tu cuerpo.

Cuaderno de anotaciones intuitivas

Escoge una libreta y empieza a escribir lo que consideras han sido tus intuiciones durante el día, si ha habido. Anota qué sentiste, cuál fue el mensaje y si se ha cumplido o no. También puedes identificar si fue una premonición o corazonada, un aviso o un dato a tener en cuenta.

Por ejemplo:

  1. Cuando mi hijo se fue al colegio esta mañana, sentí que esa noche no iría a su entrenamiento de fútbol. Él ni dijo nada y en efecto regresó a casa antes. Decidió no ir porque le habían dejado muchos deberes.
  2. Cuando el empleado me entregó su ticket de aparcamiento para sellarlo, escuché una voz externa y neutra que me decía: no es suyo. Días después, el encargado del parking me preguntó si teníamos un empleado nuevo. Así constaté que el ticket sellado no era suyo.

🧡🧡🧡

Y de regalo te dejo el inicio del segundo capítulo de El gozo de existir en el que hay sueños premonitorios:

El corazón tiene razones que la razón no conoce. Blaise Pascal

20 de octubre de 2012

  • —Llevo tres días soñando con Noa en diversas circunstancias comunes y corrientes. Veo sus rasgos con nitidez y eso me sorprende. Intenta decirme algo, pero por alguna razón no puede y me dice adiós con la mano. En todos los sueños se despide y eso me preocupa —dijo mi padre.
  • —Tal vez sea porque está viviendo una situación estresante en el trabajo y ha estado con depresión y ansiedad —respondió mi madre.
  • —Ojalá no sea nada…me angustia no poder escuchar lo que ella me quiere decir, como si algo le hubiera pasado o estuviera por pasarle, ¿qué es lo que le impide hablarme?

Dos días después de esta conversación, mi madre se despertó sobresaltada. Había soñado que iba caminando con mi hermana Alice y conmigo. Mi hermana se desmayaba y la cosa parecía grave porque no volvía en sí. Aunque quien se desmayaba en su sueño era Alice, mi madre, que es una mujer sabia e intuitiva, sintió que algo grave me había pasado a mí.

Unas dos horas más tarde, mis padres recibieron una llamada de Alice confirmando su corazonada. La noticia les causó una fuerte impresión. Se abrazaron, luego se arrodillaron y con sus manos entrelazadas, en medio de un llanto sereno, oraron con toda su fe a Dios por mi vida.

🧡🧡🧡

Y tú, ¿escuchas la voz de tu intuición?

Gracias por leer este largo artículo fruto de meses de investigación y por dejar un comentario, una pregunta o un testimonio sobre la intuición.👇

Con amor,

Nohora.

Artículos relacionados

Consciencia del cambio

Referencias

Jean-Pierre Garnier Malet, El desdoblamiento del tiempo, entrevista de Proyecto SerLibreMente. Youtube, junio 3, 2014, 32 min.

Sobre el Autor: Nohora

5 comentarios a “La intuición: qué es y cómo desarrollarla”

PuedesDeja una Respuesta o Rastrear esta publicación.

  1. Olga Fouce - diciembre 30, 2021 en 1:21 pm Deja un comentario

    Me encanta Nohora! Pedazo de artículo, para leer, re-leer y volver a leer, y sacar de cada vez cosas nuevas.
    Gracias por compartir!

  2. Olga Jimeno - enero 4, 2022 en 4:49 pm Deja un comentario

    Maravillosa información, para conectarnos desde niveles más profundos de nuestro Ser!. Me gusta como vas llevando a lector a ese viaje de conocimiento y que se interesé aún mas por el tema. Yo siento que mi canal en lo que respecta a la intuición, se enfoca en sentir con el cuerpo, casi nunca me vienen imágenes u olores, sino sensaciones. Me encantó el ejercicio del agua, lo voy a a hacer!…Mil gracias por todos los aportes que nos entregas!.

  3. Mayte - enero 12, 2022 en 4:39 am Deja un comentario

    Gracias por todos estos tips que nos regalas. Muy utiles! 😀

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.