La jaula

Vida contenida en una jaulaNos suele gustar su reflejo en el espejo.
Pero somos más que eso.
Más que un soplo de vida
contenida en una jaula.

Como la tortuga a su caparazón,
cargamos a cuestas con el tiempo y el espacio.
Sabemos, acaso, que lo que vemos fuera
solo existe al observarlo.

Y nos creemos libres,
porque la jaula se mueve.
Porque es un vehículo,
a la vez continente y contenido.

Cuidada o abandonada,
nos identificamos con ella.
Con sus contornos, sus sonidos,
y sus límites precisos.

Apegados a placeres y dolores,
a olores, colores y sabores,
a texturas y sensaciones,
nos sentimos vivos.
Creemos que somos la jaula.

A través de ella, conocemos el amor.
Un amor de carne y hueso.
A veces iluso y confuso,
otras veces incondicional y verdadero.

Pero cuando la jaula se enferma,
o se hace muy vieja,
nos estorba.
Se convierte en escafandra:
lenta, rígida, pesada.

Y tal vez entonces veremos
que al identificarnos con la jaula
somos unos genios,
prisioneros de la lámpara.

Y quizás queramos escapar,
para al fin poder volar,
expandirnos en la paz,
sin necesidad de la jaula.

La metáfora de la tortuga que carga a cuestas con el tiempo y el espacio es del Dr. Robert Lanza.

Sobre el Autor: Nohora

17 comentarios a “La jaula”

PuedesDeja una Respuesta o Rastrear esta publicación.

  1. Maria Nancy - octubre 12, 2016 en 9:27 am Deja un comentario

    Si expandirnos, y volar de esta jaula a la libertad. Siempre me encanta leerte..

  2. Mapy - octubre 13, 2016 en 2:58 am Deja un comentario

    Excelente metafora! Muy cierto…

  3. Asun Tello - octubre 13, 2016 en 7:35 am Deja un comentario

    Está bien leerlo para recordarlo siempre que las prisas y el agobio no me dejan ver y sentir. Gracias!!!

  4. Carmenali - octubre 13, 2016 en 9:48 pm Deja un comentario

    Si es verdad somos energía que creemos contenida en este cuerpo pero no es así, somos más que eso. Me gustan tus cuentos. Besitos

  5. Mirelys - octubre 15, 2016 en 7:13 pm Deja un comentario

    Me encanta Nohora! Muchas veces vivimos y cargamos con jaulas apretadas o inhóspitas, sin darnos que todos tenemos el poder de crear nuestra propia realidad y adaptar nuestra jaula… Quiero otro cuento mas 🙂

  6. Eleci Renner - octubre 19, 2016 en 9:40 am Deja un comentario

    Como dijiste “somos más que eso… más que un soplo de vida contenida en una jaula…”. Sin embargo, muchas veces, nos sentimos prisioneros de nuestros proprios pensamientos, ya que no tenemos capacidad de acción.

    • Nohora - octubre 19, 2016 en 10:15 am Deja un comentario

      Gracias Eleci. Tal vez no podamos cambiar lo sucedido, pero sí podemos cambiar la forma como miramos y reaccionamos ante los hechos. Tú decides si te dejas afectar o si aprendes algo nuevo.

  7. Juan Pablo Gómez García - noviembre 3, 2016 en 5:39 pm Deja un comentario

    Me encantó!

  8. Gema - octubre 17, 2018 en 8:56 pm Deja un comentario

    Mil gracias!!! Si volar y expandirnos en la paz, me quedo con esto. Espero poder conseguirlo algún día.

  9. Gema - octubre 17, 2018 en 8:59 pm Deja un comentario

    Si volar y expandirnos en la paz. Me gustó muchisimo.
    Mil gracias!!

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.