Hay miradas

Hay miradas que son un anzuelo,
donde brillan los deseos,
la promesa de lo que puede ser.

Otras que son una bronca,Miradas 
un silencio de queja e incomprensión,
una llamada de atención.

Hay miradas que son un puente,
un mar que te arrastra a contracorriente,
donde confluyen las almas y el amor.

Ojos como un lago cristalino,
que refleja la belleza de la esencia,
la luz que irradia lo divino.

Ojos que son un vehículo,
que te transporta a un viaje cósmico
sin previo aviso del oráculo.

Hay miradas que son una despedida.
Ni hasta pronto, ni que te bendigan.
En paz, con pena o con ira,
los ojos dicen adiós.