La esperanza es en sí misma una especie de felicidad

EsperanzaCon los ojos vendados,
me entusiasma la idea
de lo que va a pasar.
La esperanza es en sí misma
una especie de felicidad.

Aunque me caiga, aguardo lo mejor.
Cada pequeño paso es un logro
que me impulsa a continuar.
Y si tropiezo con las piedras, 
lo acepto.
Es lo que necesito en ese momento.

Cierro los ojos y confío
porque veo con el corazón.
Creo en mí, aunque me cueste.
Y por dentro una luz se enciende e ilumina el exterior.
La vida tiene sentido, 
a pesar del resultado final o el destino.

Cada amanecer me regala
una página en blanco
para llenarla de luz y color,
con palabras creadoras,
escogidas con amor.

La esperanza es la certeza
de que veremos la luna y luego el sol.
Y aunque el día haya sido difícil,
al anochecer mis ojos se cierran
cargados de ilusión.

Sobre el Autor: Nohora

27 comentarios a “La esperanza es en sí misma una especie de felicidad”

PuedesDeja una Respuesta o Rastrear esta publicación.

  1. Alicia - enero 31, 2018 en 12:32 pm Deja un comentario

    Me ha encantado saber de tí y conocer lo que escribes, pues estoy en esa línea de pensamiento.Sigue así y muchas gracias.

    Un beso,

    Alicia

  2. Olga lucia nevado - enero 31, 2018 en 12:32 pm Deja un comentario

    Hola así es la esperanza es el grano de mostaza que nos impulsa hacia la fe hermoso mensaje gracias feliz y bendecido día un abrazo

  3. Alicia - enero 31, 2018 en 12:33 pm Deja un comentario

    Ya lo he hecho.Gracias

  4. Monica Gomez - enero 31, 2018 en 12:37 pm Deja un comentario

    Bello mensaje gracias por compartirlo un abrazo

  5. carlota - enero 31, 2018 en 3:09 pm Deja un comentario

    Cuando se lee o se escribe poniendo luz en estas inmensas tinieblas, es como dar de beber a alguien que tiene sed. Gracias por compaetir un trocito de esperanza en este oceano de frustaciones

  6. Sandra Rodríguez - enero 31, 2018 en 6:00 pm Deja un comentario

    Totalmente de acuerdo. Todo lo que ocurre es perfecto y en el momento perfecto, así no lo entendamos muy bien.

  7. Cusi morales - enero 31, 2018 en 10:55 pm Deja un comentario

    Gracias por rescatar la esperanza en nuestro camino que recorremos día día .

  8. Myte - febrero 1, 2018 en 12:01 am Deja un comentario

    Aprender a caminar sin ver…Algo en lo que estoy trabajando…no es tan facil, pero tan esencial!
    Hace poco dijo Eckhart Tolle en uno de sus “Present Moment Reminders”: “Aprende a estar comodo con no saber” ohhhh!

    Gracias amiga!

  9. Flora Bueno - febrero 1, 2018 en 11:18 am Deja un comentario

    Muchísimas gracias Nohora por este regalo que nos haces. Me ha encantado el cuento porque además me identifico con este pensamiento.
    Un fuerte abrazo.

  10. Enrique Morales - febrero 1, 2018 en 9:35 pm Deja un comentario

    La verdad es que yo no espero nada. Recibo de la vida con gratitud cada minuto de salud sin dolor cuando este se da, y de la gente el menor gesto de cariño que me regale. Ambos los agradezco y aprecio infinitamente, pero esperar, esperar, dar por hecho, nada.
    Tio Quique.

  11. Gema - febrero 7, 2018 en 2:50 pm Deja un comentario

    Mil gracias!!! Siempre aprendo con tus palabras, espero seguir dándome cuenta de lo bella que es la vida, aunque las tinieblas se pongan en medio .
    Me gustaría poder aceptar y disfrutar de la incertidumbre y aprender de ella sin importar el resultado final.
    Un beso enorme.

  12. Carmenali - febrero 7, 2018 en 4:37 pm Deja un comentario

    Hola hermanita, me ha gustado mucho este cuento, me encanta la esperanza.

  13. Graciela - febrero 14, 2018 en 3:22 pm Deja un comentario

    Hola Nohora Lucía
    Me gusta mucho todo lo que escribes.
    Abrazos

  14. Susana - febrero 16, 2018 en 4:51 am Deja un comentario

    Gracias por compartir tus pensamientos.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.