Consciencia astral

Reconocer y ampliar la consciencia astral es un paso clave en el encuentro con tu esencia más profunda. Además, facilita la manifestación de una realidad con más amor, paz, alegría, salud y éxito.

Llevo meses probando esta herramienta y ahora la comparto contigo por si te resuena.

Después de años de investigación y práctica, Fran de la Fuente desarrolló un método eficaz para explorar la consciencia astral estando despierto que describo a continuación.

Puedes escuchar los acompañamientos o asistencias que él y la comunidad consciente publican en Vida Multidimensional, su canal de Youtube.

Lo que me gusta de Fran y de esta comunidad es que transmiten una energía de amor, alegría y confianza en uno mismo. Hacen investigaciones grupales desde el astral, verifican las energías y contrastan la información. También te animan a que no creas nada y verifiques por ti, a que seas tu propio maestro y guía sin depender de nada externo.

Método para explorar la consciencia astral

Después de escuchar muchos acompañamientos y aventuras astrales y de practicar, he hecho un resumen y lo comparto aquí a modo de introducción.

Este es el método básico para principiantes. Los viajeros astrales experimentados utilizan otras herramientas o posibilidades a medida que las van descubriendo o compartiendo.

Es fascinante.

Antes de comenzar, aclaro que es recomendable hacer las meditaciones guiadas que están en el canal Vida Multidimensional para limpiar miedos, limpiar el cuerpo energético, ir a tu jardín del amor, expandir tu consciencia, etc. Esto te permitirá empezar con menos bloqueos y subir tu vibración cada vez más.

 

Primero: relajación

Relaja todo el cuerpo con respiraciones lentas y profundas. Las herramientas son la meditación y la respiración. Por ejemplo, te puedes repetir varias veces y en tu mente: «mi brazo derecho está caliente, pesado y relajado». Y así con cada parte del cuerpo. Se trata de relajarse sin dormirse. En este estado podemos acceder a mayor información.

Yo suelo decretar: ningún mal, ninguna entidad, ninguna interferencia puede llegarme. No permito interferencias en mi energía.

 

Segundo: acceso a tu jardín del amor

Es ese lugar, estado o espacio imaginario donde te sientes a gusto, en paz. Puede que ya lo hayas imaginado en otras meditaciones. Es tu espacio y lo puedes modificar como más te guste. Es tu creación. Es tu imaginación. Te da muchas pistas sobre ti. Y si no lo ves, relájate y recuerda un paisaje significativo para ti. El jardín cambia según tu estado de ánimo y de parasitación. Es un indicador de tu «temperatura astral».

Si sigues sin ver tu jardín, céntrate en las sensaciones de tu cuerpo porque son información para ti.

Nota: con tu intención sube tu vibración a cada paso del proceso o cuando sientas que no conectas o que te ha afectado la información a la que accedes. Es importante observar sin juzgar y sin conectar con las emociones densas.

 Aumenta tu frecuencia vibratoria

Establece la intención de vibrar más alto. Utiliza herramientas que te faciliten el proceso, puede ser imaginar que eres un globo caliente que se eleva en el cielo; sentir que estás columpiándote, y con cada vaivén respiras y aumentas tu vibración; sentir que eres un sol cada vez más luminoso.

Pregúntate «a cuánto estoy vibrando», y si viene un número, intenta aumentarlo. Solo con tu intención y voluntad puedes conseguirlo.

Es un juego sin expectativas.

Percibe los cambios al vibrar más alto o cambiar de franja vibratoria: más calor, sensación eléctrica en el cuerpo, mayor percepción astral, mayor percepción del jardín o del cuerpo energético, serenidad, expansión, ligereza, plenitud. También puede que sientas un ligero mareo mientras te estabilizas.

Tercero: identificación de elementos ajenos y limpieza del cuerpo energético

Primero identifica en qué parte de tu cuerpo sientes las emociones y cómo esas emociones pueden estar interfiriendo en tu experiencia.  Las identificas y las sacas de ti con amor y con consciencia. Por ejemplo, se te hace un nudo en la garganta por el miedo a decir tu verdad, o la tristeza te aprieta el corazón, o la rabia te inflama y te hace doler la cabeza.

Segundo, imagina que te estás viendo en un espejo o que puedes desdoblarte y tienes a tu otro yo enfrente. Tal vez veas sombras, tubos, telarañas, placas, metales, redes, cadenas, grilletes, cascos virtuales, escudos, hilos, gafas, sombreros, escafandras, etc.

Además existe tecnología parásita que inserta pensamientos en las personas y modifica su comportamiento. Toma consciencia: «este pensamiento no es mío, elijo sentir y actuar con amor».

Tal vez no veas nada al principio. Entonces, ahí donde te pulsa, te aprieta, te duele, huele, ahí hay información. Si no ves nada, siente y confía en tu intuición. —Loni Multidimensional.

Con consciencia y con amor propio, saca todo eso y lo metes en una esfera de luz que has creado fuera de tu cuerpo.

A mayor vibración, mayor consciencia astral.

En cada paso, hay que subir más la vibración. Según Fran y Loni, en el astral no hay esfuerzo, todo funciona con la intención y la voluntad de obtener la información.

 

Cuarto: ir a la causa

Pon la intención de saber cómo llegó eso ahí, quién lo puso, en qué momento, bajo qué condiciones, con qué te conecta. Te llegará información en forma de imagen, sonido, certeza, olor, sensación.

Hay bloqueos que has puesto tú con tus emociones mal digeridas, creencias y apegos, la mayoría son interferencias de entidades o del sistema. Si te cuesta conectar, sube tu vibración.

También, para obtener respuestas, podemos imaginarnos un camino de luz o un tobogán que representa a la línea de tiempo y que nos va a llevar a un momento o escena clave para obtener la información que estamos preguntando. Otra forma de jugar es imaginar una película y seleccionas una escena o un álbum de fotos y seleccionas una instantánea.

Hay que identificar el evento en el que se produjo esa brecha en tu campo energético y que facilitó con tu permiso (consciente o no) la parasitación de energías densas.

 

Quinto: transmutación

Cuando has visto o sentido eso que no es tuyo (implante, larva, parásito, energía depredadora, etc.), imaginas una esfera de luz, sacas eso que no es tuyo de tu cuerpo energético y lo pones en la esfera de luz para transmutarlo en lo que quieras: luces de colores, mariposas, flores, aire puro. Saca y saca hasta que sientas que no queda nada. Y llenas de luz y amor ese espacio que ha quedado «vacío».

Con tu intención, y una vez que hayas obtenido la información le subes la vibración a esa esfera para transformar en algo bello todo aquello que esté ahí.

 

Sexto: reconocer a los responsables de la interferencia

Entonces afirma: «muéstrate tal y como eres». En el astral las entidades se disfrazan y por eso es importante verificar qué tenemos ahí. Ellos son maestros del engaño y se alimentan de tu miedo.

Al subir la vibración es más fácil comprobar lo que es y lo que no. Si aparece un ser, repites: muéstrate tal y como eres. Puede que se muestre «angelical» o gigante y amenazador o se disfrace de alguien en quien confías. Tiene miedo de ser descubierto y de perder la fuente de su alimento: tu energía.

Los parásitos son jerárquicos y lo demuestran con su tamaño y apariencia. Es una ilusión para asustarte. Ellos te necesitan para sobrevivir y una vez que tú retomas tu poder, ellos disminuyen de tamaño o desaparecen ante tu luz.

Recuerda: tu luz, intención y voluntad son más fuertes. Eres capaz de moverte en las distintas franjas vibratorias. Nada puede encarcelar tu energía a menos de que lo creas y lo permitas.

 

Séptimo: anulación de los contratos y sus copias

Si no ves, siente. Le pides el contrato y todas las copias. Sin esto, el problema, enfermedad o asunto que hayas limpiado va a volver. La entidad te va a distraer para no dártelo. Le pides todas las copias de ese contrato o de cualquier otro que hayan firmado. Te las tiene que dar. Si ves que no lo hace, sube tu vibración.

Ahora tú decides qué haces con eso. Si quieres liberarte y limpiar a fondo, rompes los contratos y encierras a esa entidad en una esfera de luz para transmutar su energía con amor.

Recuerda: el miedo, la lucha, el conflicto, la duda, la queja, la rabia, la crítica, etc., alimentan a las energías depredadoras.

El sentido del humor y la risa son tus mejores aliados.

 

Octavo: verificación

¿Cómo te sientes ahora después de haberte quitado todo eso? ¿Qué sentiste al romper todos los contratos? ¿Ligereza, liberación, energía?

Vuelve a tu jardín del amor y verifica qué ha cambiado en tu percepción o si hay algún elemento que se ha modificado. Vuelve a la escena o evento y verifica si algo se ha modificado tras tu toma de consciencia.

 

Noveno: sellar con luz

Con tu intención y para cerrar la sesión, llena de luz todo espacio en especial el que hayas vaciado. Imagina que llenas de luz todos los huesos, venas, nervios y tejidos de tu cuerpo. Imagina tu sangre llena de luz. Siente esa vibración y sonríe.

El astral es como un videojuego con niveles y herramientas. Si algo te cuesta, usas tu creatividad y te inventas herramientas para obtener la información y limpiarte.

 

Siguiente nivel de consciencia astral

Paso a través de tu punto de luz

Revisa tu cuerpo energético, busca una parte o punto con mayor intensidad lumínica (punto de encaje de Castañeda). Usa ese punto como un portal para pasar a través de él a una frecuencia energética más alta («la zona del fluir sin yo o la libertad de las consciencias»). Al pasar a través de ese punto ya no percibes la forma física ni el color de la luz, eres la energía que se funde en un todo. Ya no te identificas con el personaje humano ni siquiera con un representación lumínica. Sientes una felicidad, plenitud y libertad inmensa, indescriptible. Este es un ejercicio propuesto por la consciencia astral del científico mexicano Jacobo Grinberg.

En este estado de consciencia ampliada puedes acceder a mayor información y capacidades, como hacerte invisible ante energías depredadoras en el caso de que quieras investigar otras realidades.

Reunión grupal en el astral

Hay una conexión de audio para conversar y contrastar la información a medida que los participantes de la actividad llegan a un punto determinado de reunión astral. Suelen identificarse unos a otros y luego proceden a limpiarse posibles implantes o emociones densas que se detectan en el momento para luego sintonizar todos en una frecuencia parecida y comenzar una investigación sobre un tema específico.

Compartir paquetes de información

Podemos descargar paquetes de información y herramientas de manera instantánea en el astral, gracias a lo que Jacobo Grinberg llamó la Latix. Es como si descargaras una app. Esto sucede gracias a la intención. Es obvio que si has llegado hasta aquí es porque ya te has liberado de la mayoría de creencias limitantes.

Consciencia astral expandida similar a la fuente

Puede desdoblarse en fractales para que cada uno haga diferentes actividades, con la capacidad de saber qué hace cada fractal en cada momento, ya sea en el campo físico o astral.

¿Parece ciencia ficción o que te estoy contando una película? Pues hay gente que ha desarrollado esta habilidad y es capaz de ver lo que tú estás viendo (visión remota), de mover objetos a distancia y transformar eventos. Sí, es posible.

Viajar en el tiempo con un cuerpo físico es una ilusión que nos vende la matrix. No necesitamos un cuerpo físico. Para ir a otra «línea de tiempo» o trayectoria de posibilidades y modificar una historia solo necesitamos nuestra consciencia pura en el astral.

Recuerda: Sentir es lo que nos permite diferenciar y reconocer las energías en el astral y en el físico.

Hasta que lo inconsciente no se haga consciente, el subconsciente seguirá dirigiendo tu vida y tú lo llamarás destino. Carl Gustav Jung.

¿Te atreves a retomar tu libertad? ¿Te atreves a tomar las riendas de tu vida? ¿Te atreves a explorar tu consciencia astral?

Artículos relacionados

Multidimensional

Armonía y libertad gracias a la desparasitación física y energética

Referencias

Fran de la Fuente, Youtube: Vida Multidimensional

Youtube: Loni Multidimensional