El arte de soltar

La vida, a través de variadas experiencias, nos enseña el arte de soltar.

El arte es la capacidad o habilidad para crear, imitar o expresar lo material o inmaterial y por eso todos somos artistas. Todos somos cocreadores con distintas destrezas y talentos.

Soltar implica liberarnos de creencias y pensamientos limitantes, ampliar la perspectiva y alejarnos de ciertas personas o situaciones para acercarnos a otras que vibran más alto o más acorde a nuestro ser en ese momento vital.

Somos seres en permanente cambio. Y ese cambio puede ser evolutivo o regresivo.

El proceso de soltar, liberar y desapegarse puede ser doloroso o no. Puede ser un duelo o una fiesta. Depende de cómo elijas vivirlo y sentirlo en cada momento.

Dejar ir es salir de cada momento sin arrastrar la percepción del momento anterior.

Todo empieza por tomar consciencia

Dejar ir implica darse cuenta de los pensamientos, sentimientos y emociones, permitirse sentirlos tal y como son, sin intentar cambiarlos, resistirlos ni rechazarlos, y dejar que la energía de los mismos se mueva y se libere.

Y por eso necesitamos parar y darnos un tiempo y un espacio de autoevaluación, autoconocimiento y transformación.

Permítete sentir el dolor, la rabia, la alegría. Permítete llorar, gritar, patalear, reír a carcajadas o lo que tu cuerpo necesite para expresarse de manera consciente y liberar esa energía en movimiento sin hacerle daño a nadie.

Expresar de manera consciente es distinto a descargar la rabia o culpa (o lo que sea) en el otro. Ojo.

Soltar es dejar de resistirse y aceptar que «todo está bien» aunque no lo parezca.

La vida nos pide soltar, vaciar y dejar ir hasta que veamos la verdad de nuestra esencia. Soltar para vaciar la mochila y recibir nuevos aprendizajes, talentos, posibilidades. Podemos soltarlo todo en este mundo.

Cuando la fuente de la felicidad se encuentra dentro somos inmunes a las pérdidas del mundo. —Dr. David R. Hawkins.

Soltar las creencias e ideas limitantes aprendidas

Soltar nos ayuda a avanzar. El árbol se desprende de sus hojas porque necesita renovarse; nosotros, también.

Desde que nacemos, la sociedad y la familia nos transmiten, de manera consciente e inconsciente, toda una serie de ideas, programaciones y creencias que moldean nuestra percepción de la realidad. Las tenemos tan incorporadas que nos cuesta identificarlas.

El primer paso es darse cuenta de esas ideas, programaciones y creencias limitantes. El segundo, es filtrar, discernir y limpiar.

Porque todo aquello que creemos crea nuestra realidad. Podemos cambiar el curso de la vida cambiando las creencias.

Porque «no nos afecta lo que nos pasa sino lo que nos decimos acerca de eso que nos pasa» .—Epicteto. Porque «enfermamos por un entorno insano o una percepción insana del entorno». —Bruce Lipton.

Ya es hora de salir del modo automático y soltar todas esas ideas que limitan nuestro potencial creador. Soltar todos los «pero, debería, tengo que, no puedo, no sé, no soy capaz, no soy suficiente, en mi familia/religión/partido solo hacemos X, etc.»

Suelta todo eso y date cuenta de que eres artista. Eres un ser creador con un gran potencial y juntos cocreamos la realidad.

Se necesita valentía para soltar el sistema de creencias y salir de lo conocido y cómodo.

Recuerda que la incertidumbre es el estado perfecto para crear algo nuevo.

Deja de creer en todo eso que te limita y haz lo que amas y lo que te hace feliz. Enfócate en todo lo que sí.

Cuando no eres consciente de tu consciencia vendrá otra consciencia y ocupará su lugar. —Daniel Cipolat.

 

Soltar el miedo y trascenderlo

Dejar ir es entregarse a lo que es sin temor. El miedo es la energía dividida dentro de ti. Es el conflicto interno entre tu luz y tu oscuridad.

El miedo y todas sus caras: preocupación, rabia, frustración, rencor, deseo de venganza, vergüenza, etc., son soportables un rato, unos minutos, un día. De manera continuada, estas emociones densas de vibración baja hacen daño.

Te has preguntado: ¿qué es lo peor que te podría pasar? ¿Sabes que tienes la capacidad de superar todo lo que te pase?

El miedo es el mayor peligro al que se enfrenta el cuerpo humano. El miedo y la culpa son la causa de la enfermedad y del fracaso en cada área de la vida. —Dr. David R. Hawkins.

Los sentimientos negativos están asociados con nuestros miedos básicos y primitivos de supervivencia. Las reacciones primitivas se pueden cambiar y curar con amor.

Amar es soltar el miedo y atraer más amor. Amar es permitir la evolución de la consciencia.

Trascender el miedo no es no tener miedo, es tener la valentía de reconocerlo y sentirlo con la confianza de que puedes iluminarlo con la luz de tu amor.

Por tu bien, por nuestro bien, reconoce tus propios miedos y suéltalos porque eres mucho más fuerte que ellos.

Soltar el juicio

Desde que nacemos nos enseñan a juzgar, a compararnos, a criticar de manera automática. ¿Quienes somos para juzgar? ¿Tememos ser juzgados y por ende rechazados? ¿Podemos dejar de juzgar?

Juzgar es rechazar una parte de ti que no quieres reconocer. Es señalar con el dedo al otro porque no quieres ver que la solución, la clave y la respuesta están en ti.

Dejas de juzgar en el momento en que te das cuenta de que todo lo que sucede fuera es una proyección de lo que tienes dentro.

Dejas de juzgar cuando comienzas a verte en el reflejo de los espejos del alma que te rodean. Cuando entiendes que dichos espejos te permiten ver más allá de lo evidente para tu autoconocimiento y crecimiento espiritual.

Dejas de juzgar cuando comprendes que eres amor y has sido creado con libre albedrío y en amor universal, como todo lo demás.

Y aceptas que cada ser ha elegido su camino hacia la luz o hacia la oscuridad.

Y entiendes que no eres ni mejor ni peor que nadie. Eres una expresión única de la creación universal.

Soltar las expectativas y condiciones

Además de creencias, hemos incorporado ideales falaces, difíciles de alcanzar. Y, a veces, después de darnos contra la pared, decidimos soltar las expectativas de lo que creíamos «debería ser».

Poner el listón muy alto nos suele llenar de frustración. Cuando en nuestra mente pedimos a alguien más de lo que puede dar, cuando idealizamos a una persona o una situación estamos limitando las posibilidades de la manifestación. Estamos poniendo condiciones desde el ego.

Una de las claves de la manifestación cuántica es crear con una intención pura del corazón, es decir, sin condiciones ni expectativas de cómo, cuándo, cuánto, dónde, con quién, etc., que limitan la expresión de lo que puede ser. Déjalo abierto y libre. La vida te sorprenderá.

Lo que percibimos como realidad en este mundo es un holograma creado momento a momento. Vibrar en amor de manera sostenida permite cambiar la manifestación de esa realidad.

 

Soltar el apego

¿A qué te aferras?

Un día sueltas el pasado y aceptas con respeto que alguien ya no quiera verte más o que prefiera hacer algo distinto a compartir su tiempo contigo. Aceptas que han pasado veinte, treinta, setenta años con todo lo que eso implica. Y sí, esto puede doler.

Y este dolor te está mostrando una resistencia al cambio. Cuando lo entiendes, lo agradeces de corazón. La gratitud neutraliza el dolor y te permite sentir calma y aceptación para desde ahí crear algo nuevo.

Un día sueltas lo que fue. Sueltas los apegos, los espejismos. Entiendes que eres suficiente o más que suficiente. Te miras al espejo y te dices: «me acepto y me amo tal y como soy ahora». Te parece que tienes demasiadas cosas y comienzas a limpiar, a vaciar. Tú quieres estar contigo.

El apego y la dependencia ocurren porque nos sentimos incompletos. Entonces buscamos cosas, personas, relaciones, lugares y conceptos para llenar esa necesidad interior. Los utilizamos e identificamos como algo «mío», como una extensión de «mí». La pérdida de eso que consideramos «mío» se vive como si fuera la pérdida de una parte del propio ser o una disminución de sus cualidades. El apego crea dependencia y ésta conlleva el miedo a la pérdida. — Dr. David R. Hawkins.

Soltar el apego implica soltar el pasado y el dolor que nos causan ciertos recuerdos y pensamientos. Soltar el pasado y lo que fuimos nos libera.

Con lo que eres ahora, ¿qué quieres crear?

Soltar la historia que te han contado

¿Y si la mayoría de lo que nos han contado ha sido tergiversado, cortado o cambiado para que no sepamos la verdad?

¿Y si vivimos en un holograma y eso que creemos es la realidad es solo una proyección manipulada, un espejismo?

Un mago experto es el que convierte la ilusión del truco en realidad percibida. Un mago experto sabe engañar los sentidos y distraer la atención para que no veas lo que de verdad está sucediendo.

¿Con qué finalidad?

Cada uno/a lo descubrirá en su momento y según su proceso evolutivo. Te invito a investigar. Juntos escribiremos una nueva historia.

 

Soltar la mentira y encarar la verdad

El camino se hace al andar. ¿Qué caminos quieres crear?

Caminar por las vías del amor que somos es un proceso. Por favor, en cada paso, en cada tropiezo, tras cada caída, trátate con amor, bondad y respeto.

Poco a poco y a medida que ganas en experiencia y en expansión de consciencia el proceso se hace más fluido y neutro.

Poco a poco, entiendes mejor el lenguaje de la vida que se expresa en hechos.

Desaprendes lo que te ha enseñado el sistema y conectas con la sabiduría interna de tu esencia. En esa conexión divina es difícil que te vuelvan a engañar y quitas máscaras para encarar las verdades encubiertas. Y como tú has elevado tu vibración, los velos invisibles caen por su propia densidad.

En esta parte del camino, al descubrir las verdades ocultas, puedes sufrir un shock o no. Depende de tu enfoque: centrado en lo negativo o en lo positivo. Tú eliges.

¿En que momento del proceso estás ahora? ¿Has empezado a descubrir las incoherencias del sistema?

Por favor investiga.

Solo te diré que nos han mentido y manipulado desde el inicio de la humanidad. Tras investigar, comenzarás a soltar las antiguas creencias al darte cuenta de que muchas son falsas.

Investiga, si quieres. Tú eliges cómo vives lo que te sucede y lo que descubres.

Algunas verdades duelen. Duele escoger la cura en lugar de la anestesia. Y el dolor pasa.

Ante el dolor, recuerda que todo lo que sucede es parte de nuestra evolución y algo que puede ser considerado como un castigo también puede percibirse como un regalo. Por ejemplo, una enfermedad.

Y agradece. Como te contaba en «Pasos para manifestar una realidad mejor«, la gratitud neutraliza lo negativo y lo doloroso. Te acerca al perdón y te permite sanar más rápido.

Tu consciencia es la luz que ilumina la oscuridad. Tu consciencia descubre las mentiras y encuentra la verdad. Tu consciencia hace parte de una unidad multidimensional que es la fuente creadora en permanente expansión.

¿En qué estado está tu consciencia ahora? ¿Eres un río que fluye, un gas que se expande o un trozo de hielo durmiente?

Una de las leyes de la consciencia es: estamos sujetos a un pensamiento o creencia negativa si conscientemente decimos que nos aplica. —Dr. David R. Hawkins.

Te lo repito porque es muy importante: creas lo que crees.

Todos somos artistas creadores y podemos cambiar la manifestación de la realidad cambiando las creencias y lo que sentimos momento a momento.

El cambio es inevitable y una nueva luz mucho más potente está limpiando la oscuridad que reinaba en este planeta, aunque aún no lo veas.

Así que apaga la tele y tira los periódicos que te venden un futuro tenebroso. Ha llegado la luz para quien quiera soltar las tinieblas y abrazar con el corazón una Tierra llena de colores vibrantes y una renovada humanidad.

Lo mejor está por venir. Solo puedes llenar la jarra si está vacía. El arte de soltar es el camino de la libertad.

¿Te atreves a soltar?

 

Artículos relacionados:

Los 7 espejos del alma

Pasos para manifestar una realidad mejor

Trascender el miedo con confianza

Referencias

Hawkins, Dr. David R. «Letting go», The pathway of surrender (Dejar ir: el camino de la entrega), editorial Grano de Mostaza, Barcelona.

Schucman, Helen, «A Course in Miracles» (Un curso de milagros), Foundation for Inner Peace, Mill Valley, CA

Pasos para manifestar una realidad mejor

Somos seres creadores mucho más potentes de lo que nos han contado.

Si supiéramos, si fuéramos conscientes del impacto que tienen los pensamientos, emociones, palabras y acciones prestaríamos más atención a nuestro mundo interior presente y manifestaríamos un mundo mejor.

Somos energía. Cada pensamiento, emoción, palabra tiene una frecuencia, puede medirse en Hertz y puede armonizarse con un color y un sonido.

Somos responsables de nuestros pensamientos, emociones, palabras y acciones y del impacto o huella que dejamos en el universo. Todo aquello que repites se cristaliza, crea caminos neuronales y líneas de tiempo que interpretas como tu realidad.

Todo está conectado. Somos uno aunque en apariencia estemos separados. Somos uno y eso quiere decir que todo lo que vemos fuera es una proyección de lo que somos dentro. El mundo exterior es un reflejo del mundo interior.

¿Has comprobado que al cambiar de pensamientos y emociones cambia la manifestación en tu realidad?

Cuando cambias la forma en que miras, aquello que miras cambia. —Wayne Dyer.

Ahora estamos viviendo una época de transición y mucha confusión. Nos bombardean con informaciones falsas, cargadas de mensajes subliminales que hipnotizan a la mayoría. Y toda esa maldad o densidad opaca, que algunos identificamos, hace parte de la consciencia, de nuestra consciencia colectiva y por tanto somos capaces de cambiarla.

Creamos lo que creemos

Cuando pensamos, hablamos y deseamos estamos proyectando una realidad. Cada pensamiento, palabra, emoción tiene una frecuencia distinta. Nos enseñaron el paradigma de ver para creer. Nos han programado para que veamos solo una parte mínima de lo que existe.

¿Y si es lo contrario: creer para ver? ¿Qué tal si probamos el paradigma de ser para crear? ¿Qué tal si borramos los programas viejos y nos liberamos?

En la manifestación cuántica todo es posible. Creas lo que crees.

Cuidado con lo que crees. Si crees que las ondas electromagnéticas te enferman o que hay un bicho contagioso en el aire, te enfermarás. Si crees que son parte del proceso de ascensión manifestarás otra realidad mejor.

¿Eres consciente de todas tus creencias y programaciones?

Un cuchillo te puede servir para matar. También te puede servir para cortar un bizcocho y celebrar. La manifestación depende de tu percepción, de tu vibración y del uso que le das.

Estamos en un proceso de transición evolutiva con muchos cambios. Un proceso que nos pide más consciencia sin juicio de nuestros pensamientos, emociones, palabras, actos.

La emoción es energía en movimiento. Es una herramienta poderosa que atrae y alinea. El pensamiento es energía que crea un efecto. Si mueves suficiente energía, tienes materia, la materialización de la energía. Tus pensamientos son energía pura y tus emociones mueven esta energía hasta materializarla. La imaginación son los pensamientos que se manifiestan en la mente. La potencia de la creación viene de la repetición y de la emoción que hay detrás. —Giulia Guerrero.

¿Cómo reaccionamos cuando nos enfadamos?

¿Qué hacemos o dejamos de hacer cuando sentimos miedo?

¿Qué impacto tienen estas emociones en nuestra salud, en nuestro entorno?

¿Con qué estamos sintonizando?

¿Cómo neutralizar las emociones negativas?

 

La gratitud neutraliza lo «negativo»

La gratitud es poderosa y de ella he hablado en varios artículos. Hoy quiero recalcar que la gratitud es la clave para neutralizar los pensamientos, emociones, palabras y actos «negativos». Entendiendo por «negativo» todo aquello que nos muestra un reto, una posibilidad de transformación y crecimiento.

Y aquí hago un inciso. La moral, lo que consideramos bueno o malo, correcto o incorrecto, positivo o negativo son conceptos relativos creados por los humanos para diferenciar la dualidad.

El péndulo de la mente se alterna entre el sentido y el sinsentido, no entre el bien y el mal. —Carl G. Jung.

La energía no es buena ni mala, solo ES. Cuando decimos que algo es bueno o malo ya estamos juzgando. Y cuando juzgamos damos poder a eso que no queremos.

La consciencia no es positiva ni negativa es frecuencia vibratoria. A nivel cósmico no hay malos y buenos, inferiores y superiores, solo seres que retrasan su evolución por falta de amor, y seres que aman y evolucionan. Todo lo que nos sucede es una oportunidad para aprender a amar.

La verdadera decisión es el amor. En las matrices de polaridad, solo podemos elegir entre el amor o el miedo. Al elegir el amor, podemos tomar medidas para servir a los demás, pero eso no es necesario. El servicio a uno mismo es lo más importante, ya que no puede conocer o aceptar a otro hasta que lo haga usted mismo. —Giulia Guerrero.

La neutralidad, es el punto cero, es donde colapsan las frecuencias, es la consciencia que observa, es el equilibrio. El objetivo es mantenerse en la calma y en armonía a pesar de presenciar una manifestación «negativa». Eso es estar alineado en tu centro, en la estructura del corazón.

Cuando algo que consideres «negativo» te suceda, da gracias porque te está mostrando lo que falla y lo que puedes equilibrar en tu mundo interior.

Cuando la mente quiera quejarse, haz lo contrario, agradece. —Rumi.

La gratitud ante lo que sucede neutraliza la carga negativa del suceso. Se trata de cambiar el enfoque de lo que percibes. Por ejemplo, en lugar de decir: «solo he escrito 300 palabras», puedes agradecer que has escrito 300 palabras más. La gratitud hará que tu cuerpo produzca más endorfinas (hormona de la felicidad).

Para, transforma y suelta.

Para cambiar de una realidad a otra necesitas parar, ir al punto cero y equilibrar la frecuencia hacia una realidad mejor. La gratitud neutraliza lo negativo. Di: “Gracias por mostrarme lo que está desequilibrado”. Transforma la emoción con la vibración del corazón. Entonces no necesitarás hablar del pasado. Lo sueltas, lo olvidas y perdonas. Cambias a una nueva realidad. En lugar de trabajar la sombra, hablemos de cambiar las estructuras de lo que te ha pasado y ver las lecciones que contienen para transformarlas en algo positivo como el perdón, la gratitud, el amor. —Marina Jacobi, Quantum Manifestation.

Y una vez que has agradecido y neutralizado un pensamiento, emoción o experiencia negativa, pregúntate: ¿qué pensamiento más amoroso puedo pensar ahora?

La intención es lo que mueve el resultado. Lorena Martín. Resonando con tu esencia.

La vibración del corazón es el portal de manifestación

El cerebro, la mente y la razón están sobrevalorados. La vibración del corazón, del amor, es el portal que nos permite manifestar una realidad mejor y ver lo esencial.

Ayuda y da desde el corazón. Si pones condiciones y expectativas en tu proyección vas a recibir una realidad condicionada. Lo que das es lo que recibes.

Recuerda: Somos uno.

La consciencia está hecha de amor. La estructura del corazón es la más elevada. Todo es sonido y luz. Cuando das con el corazón, no pones condiciones y recibes de distintas maneras. Deja ir la ilusión de que necesitas dinero para tener algo, suelta ese sistema de creencia que te ata a la frecuencia de escasez. Haz lo que te gusta y poco a poco cristaliza la abundancia en tu vida. —Marina Jacobi, Quantum Manifestation.

 

Cuando vemos con el corazón nos damos cuenta de que todo está bien, sea lo que sea. Y aquello que consideramos «malo», «denso» y «oscuro» hace parte de nuestra propia sombra que vemos reflejada para que la iluminemos con la luz de nuestra consciencia. Cuando vemos con el corazón dejamos de rechazar y de juzgar. El corazón acepta, ama, transforma.

Haz todo aquello que te mantenga en la vibración del corazón: comparte, colabora, ama, ríe, da, escucha, respira, acepta, disfruta, fluye, etc.

Hay experiencias que son lecciones necesarias para seguir adelante sin juicio, con aceptación. Todo lo que se repite son lecciones que no hemos aprendido por completo. Una vez está en equilibrio pasamos a la siguiente lección.

Aquello a lo que te resistes, persiste. Carl G. Jung.

Aunque tengas maestría en saltar líneas de tiempo siempre habrá alguna lección que no podrás esquivar. Es parte de la evolución de la consciencia y del proceso de aprendizaje.

En mi caso, el ictus era una maestría acordada, llena de lecciones importantes. La remisión espontánea cuando los médicos dijeron que me iba a morir, tras la primera cirugía, es un ejemplo de salto de la línea de tiempo.

Algunas experiencias se manifiestan para que aprendamos a perdonarnos, a dejar ir y a dejar de juzgar. Los gatillos que nos disparan son oportunidades de autoconocimiento, exploración y alineación con el centro.

La sabiduría divina de la vida nos habla a través de nuestras propias experiencias, de los mensajes del cuerpo. ¿Estás a la escucha? ¿Apagas el runrún del sistema para escuchar los mensajes de tu alma?

La voluntad de ser consciente es una acción de amor propio. —Giulia Guerrero.

¿Ser o no ser? ¿Amar o temer? ¿Evolucionar o extinguirse?

Tú decides.

Cuatro pasos para manifestar una realidad mejor

Resumiendo lo dicho antes:

Para

Toma consciencia de tus pensamientos, emociones, palabras y actos en cada momento. Estos están manifestando tu realidad actual. Creamos en el presente. La respuesta auténtica viene del corazón.

Agradece

Neutraliza lo negativo dando las gracias por la oportunidad de equilibrar tu mundo interior y abre tu corazón sin condiciones y sin expectativas. En el momento en que juzgas y criticas lo que ves o escuchas estás proyectando y te sales del centro, de la neutralidad, del amor. La gratitud neutraliza y cataliza.

Suelta

Deja ir «todo lo que ya no». Perdona, acepta, olvida, limpia. Libera tu cuerpo de memorias celulares densas. Borra los viejos programas y hábitos. Deja de repetir la historia. Pasa a la siguiente lección. Y concéntrate en experiencias de amor, alegría y paz. Sintoniza con tu yo superior y alinea tu intención.

Lo que aceptas, te libera. Lo que niegas, te somete.

Manifiesta

Enfócate en lo que quieres crear sintiéndolo antes de que exista. Todo tiene una frecuencia de vibración y cuando sintonizas con la misma frecuencia eso que quieres ver aparece. Es como sintonizar con una frecuencia distinta de radio para escuchar una música que te gusta más. Concéntrate en la solución. Y cuando lo pienses, hazlo en presente, en positivo, con alegría.

En lugar de decir: «no me quiero enfermar», di: «Gozo de buena salud y me recupero rápido». Aquí tienes un artículo de escritura terapéutica para practicar.

Y recuerda que el colectivo es un espejo de tu mundo interior. Al cambiar, mejorar tus vibraciones y sanar, verás eso reflejado a tu alrededor.

Lo que sucede no te pasa a ti. Pasa a través de ti. La experiencia es un espejo.

¿Qué te dices cuando te miras al espejo?

¿Quieres un mundo mejor?

Empieza por ti. Y deja de darle tu energía a las ideas nefastas que nos venden. Borra esa línea de tiempo maligna. Y haz algo positivo.

Necesitamos equilibrar la balanza.

¡Gracias!

Referencias

El poder de la gratitud

Escribir para sanar en positivo y manifestar la realidad deseada

Los siete espejos del alma

El arte de soltar

The Harmonic Reactor, Marina Jacobi, Youtube, How to literally do anything, Quantum Manifestation, clase 1, temporada 1, 11-mar-2017.

OMnium Universe, Caroline, Cory, Change your subconscious thoughts to manifest your desires, Youtube, 19-ago-20.

Tantra y sexo tántrico

El Tantra es una filosofía de vida que surgió en oriente hace más de 4.000 años. Significa totalidad y expansión de la consciencia.

El Tantra no es una técnica sexual. Es traer consciencia en el momento presente a todas las áreas de tu vida, incluyendo la sexualidad.

Es traer consciencia al cuerpo y saborear la vida en cada momento.

Tantra es llevar la meditación a todas las áreas de tu vida. La meditación nos sintoniza con la frecuencia del presente que permite convertirlo todo en verdadero gozo. —Astiko.

El cuerpo físico nos ancla a experimentar el presente y la mente suele perderse y desconectar. El amor incluye. La mente elige y excluye.

Sin la historia que me cuento, sin mi ruido mental, entro en el aquí y ahora y puedo movilizar la energía y conectar con mi cuerpo y mi placer profundo y expansivo. Lo primero es nutrir lo físico, el cuerpo. Después podemos conectar con la energía, el amor y de allí a lo espiritual. —Elma Roura.

Así que el Tantra nos da herramientas para calmar la mente, limpiar condicionamientos y disfrutar a través de los cinco sentidos del cuerpo en el ahora con aceptación y atención plena.

El Tantra es un tejido que entrelaza la consciencia. Es estar en contacto con tu esencia. Al nacer sucede un trauma de separación. El tantra te lleva a disolver los límites de tu ego y darte cuenta que formas parte de un todo, de algo más intenso, amplio y divino. Si tu corazón está abierto tu relación siempre va a ser íntima. El tantra no funciona si no abres tu corazón. Cada vez que te alejas de ti te cubres de más capas. Con el tantra deshaces las capas para encontrar tu humanidad. El tantra es una propuesta de apertura a todo sin rechazar nada sino acogiendo, abrazándolo todo en el corazón.—Xavi Domènech.

 

La respiración es muy importante

Respirar con consciencia nos trae al cuerpo, nos centra y nos permite expandirnos y relajarnos.

El cuerpo es más de un 70% agua y los líquidos de los tejidos necesitan oxígeno. Así que respira con consciencia y con libertad porque el aliento es divino.

La respiración es uno de los vehículos a través de los cuales viaja la energía. También acompaña y estabiliza el fuego del deseo para que dure más.

Cuando acompasamos la respiración con la de nuestra pareja, nos sincronizamos. Entramos en la misma frecuencia o sintonía. Esto también aumenta y prolonga la conexión que existe entre dos personas.

Existen muchos ejercicios y técnicas de respiración, e incluso una rama del yoga especializada: el pranayama.

Una práctica básica es: sentados o de pie, frente a frente, miramos a los ojos de nuestra pareja y respiramos profundo unos minutos. Poco a poco los cuerpos se van acompasando. Prestamos atención a cómo el aire y la energía se mueven por dentro. Es una danza, un juego y observamos: cómo late el corazón, si hay tensión o relajación, lo que perciben tus sentidos, etc.

Adiós, niña buena

Sus labios húmedos y carnosos cataron los míos con ternura unos segundos. Me senté a horcajadas sobre sus piernas, frente a frente, ojo a ojo, con confianza y sin decir nada, acordamos sincronizar la respiración. Aspirábamos el aire por la boca con los labios en o, como si fuéramos a tirar un beso. El aire silbaba «juuuu» al entrar y se expandía al salir con un largo y placentero «jaaaa». Nuestra respiración se hizo cada vez más audible hasta convertirse en música de goce: «ja-ju, ju-ja». Cuando él expiraba «ja», yo inspiraba «ju»; cuando yo expiraba «ja», él inspiraba «ju». La energía fluía, como una rueda en movimiento, de mi boca a la suya, de sus genitales a los míos, de mi corazón que vibraba como una cuerda con los latidos de su corazón. Cada bocanada nos sumía en un suave baile de ondas. Con mis brazos alrededor de su cuello, sus manos agarraron mis caderas para marcar el ritmo sensual de esa danza aérea y ondulatoria. El vaivén, de este viaje a lomo de dromedario, era exquisito. —Fragmento del capítulo 16, con T de Tantra, «Adiós, niña buena».

Tantra y sexo tántrico

El sexo tántrico es dejarse llevar por el placer y disfrutar sin etiquetas, sin tabúes, sin presiones ni ansiedad ni vergüenza. Se trata de gozar de una forma más paciente, plena y consciente de la energía que circula en todo el cuerpo.

El sexo tántrico no busca sensaciones, se abre a la sensibilidad. Son dos cosas distintas.

Las sensaciones están relacionadas con las cosas que te estimulan y de las cuales necesitas cada vez más intensidad porque te insensibilizan. Por ejemplo, la pornografía, los vibradores y la frotación excesiva de la piel. A mayor repetición mecánica, menor consciencia.

La sensibilidad es la comunicación a través de los sentidos que nos permite profundizar en los sentimientos de forma tan profunda que somos capaces de percibir lo sutil.

La exploración sexual es un viaje de autodescubrimiento que no sólo conduce a ser un amante mejor, con habilidades mejoradas, sino que también puede transformar viejas pautas restrictivas y generar más amor y más felicidad. —Diana Richardson.

Toda relación sexual es un intercambio de energía. El sexo tántrico te permite pasar de una sexualidad adolescente común a una sexualidad más espiritual, que abre, que está en contacto con lo que sientes, con lo que siente la otra persona, de forma relajada y sin control.

Cuando un hombre conecta con el corazón no tiene la necesidad de eyacular. El orgasmo deja de ser una gran descarga. Te abres y es una experiencia que te transforma. Todo el cuerpo te tiembla, hace que el fuego de tu corazón arda. El tantra no funciona si no abres tu corazón. —Xavi Domènech.

En cambio, el sexo duro y mecánico crea corazas y aumenta la distancia entre las personas que lo practican. No permite una elevación de la energía hacia los chakras superiores (corazón, garganta, tercer ojo) que nos conectan con lo divino.

Es muy importante la respiración, el afecto a través del contacto, la mirada…el no racionalizar y dejarse llevar sin buscar ni pedir nada. Dioni, experto en Tantra, Espacio Plural Kerala.

El tantra es un camino que te lleva a ti si te atreves a ver la sexualidad como un espacio de encuentro, de desnudez y de vulnerabilidad.

La vulnerabilidad se refiere al espacio que protegemos: las emociones. Cuando el cuerpo deja de protegerse, se abre. Las emociones son como una ola: suben, llegan al pico y bajan, se convierten en otra cosa. Cuando enjuicias la emoción se queda congelada, se cristaliza, se crea una coraza, una máscara.

Gracias al tantra te puedes quitar las máscaras y lograr el equilibrio entre tu energía femenina y masculina. Estas necesitan tiempo para conectarse, comunicarse e intimar. Le energía masculina crea el contenedor donde la femenina puede expresarse como el agua del río que fluye en el cauce.

La actitud del tantra consiste en ser amoroso hacia una persona. No hay necesidad de planificar nada; no hay necesidad de ensayar nada mentalmente antes, solo hay que ser amoroso y estar disponible. Hay que seguir jugando con la energía del otro. Hacer el amor es meditar. Es sagrado. Por eso, cuando estés haciendo el amor, ve muy despacio […] con gusto, percibiendo el sabor de todo. —Osho, The Open Secret.

Estamos acostumbrados a que la energía sexual se mueva hacia fuera y hacia abajo. Eso da cansancio. Es posible aprender a circular la energía sexual hacia dentro y hacia arriba para abrir una nueva dimensión con mayor vitalidad. Esto se consigue con la relajación, la atención plena y la respiración.

Le energía sexual es la energía de la vida y de la creación. Podemos utilizarla para crear arte, proyectos, empresas, iniciativas y todo lo que se nos ocurra.

Y termino estas pinceladas sobre Tantra y sexo tántrico con una frase de Diana Richardson:

Toda persona tiene la capacidad innata de hacer circular la energía dentro de su propio ser, lo que constituye en última instancia la experiencia del «sexo interior», que es la forma más evolucionada de la expresión sexual humana.

¿Ta animas a vivir con más consciencia corporal en el presente y a saborear la vida en cada momento?

 

Referencias:

Parga, N.M., Adiós, niña buena, Amazon, 2018.

Richardson Diana, Orgasmo tántrico para mujeres, Ed. Gulaab, Móstoles, 2004.

Richardson Diana, Sexo tántrico para hombres. Hacer del amor una meditación. Ed. Gulaab, Móstoles, 2011.

Sexualidad plena y Adiós, niña buena: ¿cómo surge la idea?

La portada que aparece bajo estas líneas es la de mi novela Adiós, niña buena, a la venta en Amazon desde el 14 de noviembre de 2018. La puedes adquirir en papel y en ebook en esa plataforma, por email o en mis talleres y eventos.

Adiós, niña buena

Ilustración: N.M. Parga – Diseño de portada: Jean Assemat

Esta novela romántica adulta lleva detrás el trabajo de más de dos años que empezó con una idea, con un «¿qué pasaría si…?

¿Qué pasaría si descubriera el orgasmo cósmico?

¿Has leído El gozo de existir?, tal vez recuerdes que en el segundo capítulo, el del ictus, narro la experiencia mística que tuve tras la segunda cirugía a cráneo abierto.

…me relajé y el calor subió de mis pies a mi pecho […] atravesé un agujero negro y del otro lado no había ruido, ni dolor ni frío. Me expandía libre como un gas en una mezcla infinita de amor, paz, bienestar y un inmenso gozo de existir.

Esta experiencia mística (orgasmo cósmico, nirvana, despertar de Kundalini, alucinación debido a la anestesia) o como quieras llamarlo, fue el origen de la idea. Fue una experiencia maravillosa que yo viví de manera espontánea, y que también es posible gracias a la meditación, al yoga Kundalini o al sexo tántrico.

Entonces, me pregunté: ¿Qué pasaría si Sara, la protagonista de la historia, se atreviera a probar algo que nunca antes había hecho? ¿Qué pasaría si ella quisiera sentir un orgasmo cósmico? ¿Qué pasaría si, gracias a un círculo de mujeres, ella decidiera vivir su sexualidad de una manera distinta?

Sinopsis de Adiós, niña buena

Sara lo tiene todo: una pareja estupenda, una hija maravillosa, un trabajo que le gusta y un problema: la gula. A sus cuarenta años se ha cansado de ser una niña buena y se siente atrapada en la rutina. Gracias a sus amigas del círculo de mujeres y a Katy, la sexóloga, abrirá su mente y su cuerpo a nuevas experiencias, y descubrirá que nunca es tarde para gozar de una vida sexual plena.

Un viaje a Lanzarote y un encuentro inesperado, la llevarán a debatirse entre lo correcto y la transgresión, entre la seguridad y la aventura, entre el amor duradero y la pasión efímera. ¿Se atreverá Sara a cruzar la línea? ¿Dirá adiós a la niña buena?

Hablemos de sexo…

Let’s talk about sex, baby. Let’s talk about you and me. Let’s talk about all the good things and the bad things that may be… Salt-N-Pepa.

Que pasaría si… tejiésemos una acogedora red para compartir confidencias y anécdotas, sin temor a dejar salir lágrimas y risas, con el corazón en la mano.  Una red donde la naturaleza —femenina y masculina— aflorara sin miedo ni vergüenza. Un espacio de encuentro en el que cada silencio, cada mirada, cada gesto de conexión significara: «sé lo que es y te acompaño» o «no lo he vivido y te respeto».
Un ambiente así —de escucha atenta y sin juicio—, sea en un círculo de mujeres, en un taller de sexualidad o en pareja, abriría nuestra mente y nuestro corazón a nuevas posibilidades, y eso es lo que descubre Sara, la protagonista de Adiós, niña buena.
Aún en una sociedad moderna del siglo XXI, nos quedan algunos tabúes sexuales y bastante por aprender. La sexualidad —que es mucho más que el sexo—, es la base de nuestra vida. Sin ella no hubiéramos nacido.
Con Adiós, niña buena quisiera ampliar la visión de la sexualidad, facilitar el diálogo para que algunos temas dejen de ser tabú y animar a otras mujeres para que se atrevan a vivir aquello que desean.
Porque decirle adiós a la niña buena no es convertirse en mala. Es quitarse las etiquetas limitantes y atreverse a ser, a autoconocerse y a amarse.
¿Qué pasaría si conversáramos sobre nuestra sexualidad de manera abierta y natural? ¿Qué pasaría si escogiéramos el amor en lugar del temor? ¿Qué pasaría si nos diéramos cuenta de que nuestra energía sexual es la energía creadora de la vida?
Sexualidad plena, placer
Adiós, niña buena es una historia que nos invita a retomar ese diálogo con nosotros mismos o en pareja, con un enfoque de curiosidad, respeto y autoconocimiento. Es una semilla de consciencia, en el gran terreno de la sexualidad y del amor propio.
Sensual, abierta, amena, Adiós, niña buena, te invita a explorar tu sexualidad, tu placer y tus sentidos a través de un amplio abanico de posibilidades. También te invita a conocerte, a amarte y a dejar de juzgar.

¿Quieres probar?

 

Adiós, niña buena, está a la venta en Amazon, en Los Placeres de Lola y en la Librería Tierra de Fuego en Madrid. También me puedes escribir a escritora@nmparga.com si quieres que te la venda en directo (España).

Nota: A partir del tercer trimestre de 2021 voy a ofrecer todos mis escritos por descarga en esta web con aportación voluntaria.

Soy una autora autoeditada.

Si has leído la novela, te agradezco me dejes un comentario aquí.

¡Gracias!